María Victoria Pinilla, exalcaldesa de La Muela (Zaragoza) y considerada la cabecilla de la trama corrupta
María Victoria Pinilla, exalcaldesa de La Muela (Zaragoza) y considerada la cabecilla de la trama corrupta - F. Simón
Tribunales

El fiasco judicial que eterniza el mayor caso de corrupción destapado en Aragón

Anulada la sentencia que condenó a la alcaldesa de La Muela, casi diez años después de destaparse la trama corrupta. El Supremo ordena repetir el juicio

ZaragozaActualizado:

El «caso La Muela», hasta la fecha la mayor trama de corrupción enjuiciada en Aragón, va camino de cumplir diez años enfangada en los juzgados y sin sentencia firme. Se destapó en 2009, no hubo sentencia hasta 2016 pero, ahora, ese fallo ha sido anulado por el Tribunal Supremo (TS) por entender que la Audiencia de Zaragoza cometió un error procesal de bulto: dictar condena sin haber dado la oportunidad a la principal acusada de testificar y defenderse adecuadamente con un abogado.

Esto supone que habrá que repetir el juicio y quedan anuladas, por completo, las condenas que la Audiencia de Zaragoza impuso a la exalcaldesa de La Muela y principal acusada, María Victoria Pinilla, y a otros seis implicados. De paso, a otros de los procesados les ha rebajado sustancialmente las penas que se les impusieron.

El Tribunal Supremo obliga a retrotraer las actuaciones dos años y medio atrás. Es decir, que deberá haber nuevo juicio. Pinilla renunció a su abogado en enero de 2016. El tribunal que la juzgaba entendió que era una maniobra para alargar y entorpecer el proceso. Además, en medio de todo ese lío, Pinilla tampoco pudo declarar en el juicio. Ahora, el TS dice que la Audiencia de Zaragoza actuó de forma manifiestamente improcedente, que no probó adecuadamente que Pinilla maniobrara para dilatar indebidamente el proceso y que, al no permitirle declarar y mantenerla temporalmente sin abogado, se vulneró su derecho de defensa.

Esto obliga a repetir la vista oral, a poner en marcha de nuevo la maquinaria judicial, cuando ya se han cumplido nueve años de la «operación Molinos» que se saldó con la detención de la entonces alcaldesa de La Muela y varias decenas más de personas. Se destapó una extensa trama de corrupción asentada en esta pequeña localidad que linda con Zaragoza capital y que, durante años, presumió de prosperidad a lo grande. La «operación Molinos» no solo destapó una viscosa trama de corrupción, sino que también desnudó la ruina en la que había quedado el Ayuntamiento.

En la sentencia de 2016 que ahora ha anulado el TS, María Victoria Pinilla fue condenada, por 14 delitos, a 17 años de prisión y a 9,95 millones de euros en multas. Además, entre su exmarido, sus hijos, su hermana y su primo sumaron 15 delitos, más de 17 millones en multas y 16 años de cárcel. Y otros 70 años sumaron otros 22 condenados. En total, el fallo de conjunto acumuló un centenar de años de cárcel y más de 40 millones de euros en multas entre todos los condenados.