Imagen tomada este jueves en la estación de esquí de Formigal (Huesca)
Imagen tomada este jueves en la estación de esquí de Formigal (Huesca) - Aramón
Turismo

Las estaciones de esquí aragonesas confían en abrir para el Puente de la Constitución

El Pirineo ya lleva registrando nevadas desde hace días y también están a punto los cañones de nieve artificial

ZaragozaActualizado:

Las estaciones de esquí aragonesas confían en abrir sus puertas -y la temporada de nieve- para el Puente de la Constitución y de la Inmaculada, en la semana del 4 al 10 de diciembre. Con esas previsiones trabaja el grupo Aramón, el primer grupo español de nieve y montaña. Agrupa a las estaciones de Formigal-Panticosa y Cerler -Pirineo aragonés- y de Javalambre y Valdelinares, en la provincia de Teruel.

Las estaciones del Pirineo se están beneficiando desde hace días de las nevadas que están cayendo en la zona, como las que se produjeron el pasado fin de semana, las de este mismo jueves y las que anuncian las previsiones meteorológicas para las próximas jornadas.

Este jueves el manto blanco alcanzaba ya los diez centímetros de espesor en la estación de Formigal, aunque sopla el viento y eso hace que la nieve no se distribuya de forma homogénea.

Además, según han indicado a ABC fuentes de Aramón, hace días que se pusieron a prueba los extensos sistemas de innivación artificial con que están dotadas las estaciones de este grupo empresarial formado a partes iguales por el Gobierno regional y por Ibercaja Banco.

«Los cañones de nieve artificial se probaron semanas atrás y están preparados para poder ser activados si para el viento y hace frío», han indicado las mismas fuentes.

Aunque Aramón trabaja con el objetivo de abrir la temporada para el Puente de la Constitución, no descarta adelantar la fecha de apertura de sus estaciones de esquí si hay nieve suficiente con antelación.

La nieve hace días que ha hecho acto de presencia en el Pirineo aragonés
La nieve hace días que ha hecho acto de presencia en el Pirineo aragonés - Aramón

Tanto en las estaciones del Pirineo como en las de la provincia de Teruel todo depende, cada campaña, de que la meteorología acompañe. De ahí que no haya una fecha fija para la apertura de la temporada. Ha habido años que en la segunda quincena de diciembre ya estaban abiertas las pistas, y otros en los que las esetaciones de Teruel han tenido que esperar hasta las navidades.

Las estaciones de esquí del grupo Aramón ofertan, en su conjunto, casi 300 kilómetros de pistas. Durante la temporada pasada -que finalizó el 17 de abril- sus instalciones contabilizaron más de 1,2 millones de esquiadores, lo que supuso un incremento superior al 20% respecto a la campaña precedente.