Sucesos

Detenido en Zaragoza por abrir el gas y volar el bloque de pisos en el que vive

El acusado, de 51 años, sigue hospitalizado en estado grave diez días después de la explosión

Uno de los expertos de la Policía, durante la inspección del domicilio en el que se produjo la explosión
Uno de los expertos de la Policía, durante la inspección del domicilio en el que se produjo la explosión
Roberto Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Un hombre de 51 años que lleva diez días hospitalizado con graves quemaduras ha pasado ahora a estar internado en calidad no solo de enfermo sino también de detenido. El arresto lo ha formalizado la Policía, al determinar que fue el autor intencionado de la explosión de gas que destrozó el bloque de pisos en el que vive, en la zaragozana Avenida de Tenor Fleta.

La violenta explosión tuvo lugar en la mañana del pasado 12 de noviembre. La deflagración se produjo en el piso de este hombre, pero la onda expansiva se propagó provocando graves destrozos en la práctica totalidad de los pisos de este edificio e incluso en viviendas próximas.

Los daños fueron de especial envergadura en los pisos situados en la novena planta -donde radica la vivienda del ahora detenido- y en las otras dos plantas más próximas al piso en el que se produjo la explosión.

Él resultó herido muy grave y quedó ingresado en la UCI del zaragozano Hospital Miguel Servet, con quemaduras de primer y segundo grado en el 40% de su cuerpo. Una anciana de otro piso sufrió también heridas de consideración y varias viviendas quedaron totalmente inhabitables por la onda expansiva y -en algún caso- por el humo y el fuego.

En las primeras horas tuvo que ser desalojado por completo este bloque de pisos en el que residen más de 60 personas, muchas de ellas de avanzada edad y que viven solas, lo que obligó también a la intervención de los Servicios Sociales municipales. Cuando los técnicos determinaron que no había riesgo estructural en el edificio, la mayor parte de los vecinos pudieron volver a sus casas, pero no los de las viviendas más dañadas.

Tras la investigación realizada por los especialistas de la Policía Científica se ha determinado que la explosión no fue accidental, sino provocada por ese hombre de 51 años, que responde a las iniciales C.R.R.S., y que ha quedado imputado por un delito de incendio.

Según han informado fuentes policiales, la investigación ha determinado que el foco de la deflagración se produjo en la cocina del piso ocupado por el acusado. Y se ha constatado que la explosión se debió a una gran y acelerada acumulación de gas, no a un escape lento y progresivo.

Una inspección exhaustiva de los expertos policiales ha dado con el punto de la instalación de gas que había sido manipulada para provocar esa potente fuga que desencadenó la explosión. Los investigadores creen que la ignición se produjo cuando el acusado encendió un cigarrillo en una de las estancias del domicilio.

La Policía considera probado que la deflagración se debió a un escape de gas «de carácter voluntario e intencionado».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios