Agentes especializados de la Guardia Civil rastrearon internet para dar con los autores de esos mensajes
Agentes especializados de la Guardia Civil rastrearon internet para dar con los autores de esos mensajes
Sucesos

Un detenido y dos más imputados por mofarse de los asesinados por Igor el Ruso

Acusados de delito de odio tras calificar de «buena noticia» la matanza de dos guardias civiles y un ganadero

ZaragozaActualizado:

«Últimamente todo son buenas noticias en Aragón». Fue uno de los macabros comentarios por los que la Guardia Civil ha detenido a una persona e imputado a dos más, tras distribuir mensajes en los que se mofaban de las víctimas de Igor el Ruso. El pasado 14 de diciembre, el asesino serbio mató a tiros a dos guardias civiles y a un ganadeor en una masía situada entre Albalate del Arzobispo y Andorra, en la provincia de Teruel.

Algunos de los mensajes que circularon por las redes sociales desencadenaron una investigación policial por delitos de odio que se ha saldado con estas imputaciones. El detenido reside en la provincia de Zaragoza, mientras que los otros dos imputados viven en la de Barcelona.

Fuentes de la Guardia Civil han indicado que la colaboración ciudadana ha resultado «fundamental» tanto para activar la investigación contra los autores de esos comentarios en las redes sociales, como para conservar pruebas documentales de esos mensajes una vez denunciados -evitando así que pudieran ser borrados para entorpecer la acción de la Justicia-.

A los acusados se les achacan delitos de odio y de injurias graves. Según han indicado las mismas fuentes, esos mensajes iban desde considerar como «buenas noticias» el asesinato de los dos agentes, hasta su comparación con «heroinómanos de los 80».

Los agentes encargados de rastrear las redes para dar a los autores pudieron comprobar que esos mensajes de odio e injuriosos fueron publicados sin ningún tipo de restricción de publicidad, de forma que eran de acceso público «y por tanto accesible a cualquier usuario de Internet».

La operación, ha sido desarrollada por agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil bajo la dirección y coordinación del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel.