El juicio por ese crimen ocurrido en Ricla se ha repetido en la Audiencia de Zaragoza
El juicio por ese crimen ocurrido en Ricla se ha repetido en la Audiencia de Zaragoza - F. S.
Tribunales

Corregida una sentencia que calificó de «imprudencia» un tiro mortal durante una pelea

El autor será condenado a un mínimo de 10 años de cárcel, frente a los cuatro que se le impusieron en un principio

ZaragozaActualizado:

La Audiencia de Zaragoza ha rectificado la sentencia que, en octubre del año pasado, condenó como «imprudencia» la muerte de un joven por un tiro en la cabeza que le disparó otro con el que estaba enzarzado en una pelea. El crimen ocurrió en Ricla (Zaragoza), en enero de 2016. El joven Robert Racolti, de 23 años, cayó muerto en el acto.

El autor, Francisco Candela Grima, de 47 años, fue condenado el año pasado a cuatro años de prisión al tipificarse lo ocurrido como un homicidio por imprudencia. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que revisó el fallo -dictado por un jurado popular-, consideró que aquel veredicto no había sido suficientemente motivado. Y ordenó repetir el juicio.

Ahora, un nuevo jurado ha agravado la tipificación de los hechos. Francisco Candela ha sido condenado por un delito de homicidio, sin moderación alguna por imprudencia. Le supondrá una condena de entre 10 y 12 años de cárcel, más del doble de los que se le impusieron en la primera sentencia que fue anulada. Entre 10 y 12 años es lo que piden la acusación y la Fiscalía.

La tipificación penal que se le ha acabado dando a aquel crimen es sustancialmente distinta de la que se le dio en el anterior juicio. En aquella vista que acabó anulada se consideró que el disparo había sido accidental. Y, además, se le reconocieron al autor las atenuantes de miedo insuperable a la que fue su víctima y por haber actuado bajo los efectos del alcohol y las drogas. También valoraron que confesara inmediatamente los hechos y que cooperara en la instrucción de las diligencias.