Travesía de la N-122 en el casco urbano de Borja (Zaragoza)
Travesía de la N-122 en el casco urbano de Borja (Zaragoza)
Carreteras

La construcción de la variante de Borja, sin fecha tras más de diez años de trámites

Fomento afirma que aún se tiene que elaborar y aprobar la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental

ZaragozaActualizado:

Más de diez años después de que se anunciara la construcción de la variante de Borja y Maleján, el Ministerio de Fomento ha reconocido que aún no sabe cuándo podrán comenzar las obras. No hay fecha prevista. Ni siquiera una estimación. La variante está concebida para sacar fuera del casco urbano el tráfico de la N-122, un importante eje de comunicaciones entre esta zona de la provincia de Zaragoza y la Meseta castellana.

Así lo ha puesto de manifiesto en la respuesta con la que el Ministerio ha contestado por escrito a una pregunta parlamentaria de la diputada socialista Susana Sumelzo. Fomento se limita a indicar que está «avanzada la redacción del proyecto» y que se llevan gastados 536.455 euros en esta tramitación. Sin embargo, indica que, tras haber sometido este proyecto a la consideración del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, ahora «se hace necesario realizar un nuevo expediente de información pública para que pueda culminarse el trámite ambiental mediante una Declaración de Impacto Ambiental». «Es preciso trabajar en este sentido», afirma Fomento, sin dar plazo alguno para la realización de las obras.

La variante de Borja y Maleján es largamente esperada en esta localidades zaragozanas. Hace más de diez años que la obra empezó a aparecer reflejada en los Presupuestos Generales de Estado, pero a estas alturas sigue sin hacerse realidad. El trazado a construir constaría de casi ocho kilómetros y evitaría que la N-122 siga atravesando los cascos urbanos de Borja y de Maleján.