Un celador traslada a un paciente por los pasillos del hospital Clíninco de Zaragoza
Un celador traslada a un paciente por los pasillos del hospital Clíninco de Zaragoza - Fabián Simón
Sanidad

Quirófanos colapsados: Aragón envía enfermos de corazón a ser operados a 500 kilómetros

Tras duplicarse la lista de espera, la Sanidad pública aragonesa ha tenido que pedir ayuda al hospital de Santander

ZaragozaActualizado:

La Sanidad pública aragonesa tiene un problema creciente para atender a los enfermos de corazón que tienen que ser operados. Tal es así que, ante la saturación a la que están llegando las listas de espera, durante meses se han estado derivando pacientes para ser operados en Santander, a casi 500 kilómetros de distancia de Zaragoza.

Según los datos oficiales a los que ha tenido acceso ABC, entre los pasados meses de diciembre y febrero la Sanidad aragonesa envió al santanderino Hospital Marqués de Valdecilla a un total de 21 pacientes para ser operados allí, ante la urgencia que presentaban sus intervenciones y el atasco que hay en los hospitales aragoneses.

En diciembre fueron enviados siete pacientes, cuatro en enero y diez en febrero, mes hasta el que llegan los datos oficiales a los que se ha tenido acceso.

El problema ha ido a más desde el último trimestre del año pasado, cuando la lista de espera se disparó hasta niveles que han forzado al Gobierno aragonés a recurrir a los quirófanos del hospital santanderino.

La lista de espera se ha duplicado de un año a esta parte. En enero de 2017 había cien pacientes esperando turno, frente a los 227 que estaban en lista de espera el pasado enero. Desde octubre de 2017, la lista de espera para intervenciones de corazón en la Sanidad pública aragonesa ha superado los 200 pacientes cada mes.