Empresas públicas

La Ciudad del Motor de Aragón fulminó 28 millones de euros en sobrecostes de obras

Esta sociedad del Gobierno aragonés ha acumulado en 15 años unas pérdidas que rondan los 100 millones de euros

El coste del contrato para la urbanización y movimientos de tierras de Motorland se desvío un 156%
El coste del contrato para la urbanización y movimientos de tierras de Motorland se desvío un 156% - Fabián Simón
Roberto Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

La empresa pública Motorland, la Ciudad del Motor de Aragón situada en Alcañiz (Teruel) y que acoge anualmente una de las pruebas del mundial de motociclismo (MotoGP), dilapidó 28 millones de euros en sobrecostes de obras.

La cifra la ha destapado un reciente informe de la Cámara de Cuentas de Aragón, que destaca estas desviaciones que ponen en tela de juicio la gestión realizada por esta sociedad controlada por el Ejecutivo regional y que ejecutó la construcción de estas instalaciones en la etapa en la que el PSOE y el PAR estaban al frente del Gobierno autonómico.

Los desvíos presupuestarios en las obras rondaron el 50% del coste que estaba previsto. Así, las obras realizadas estaban presupuestadas en 79,25 millones, pero acabaron costando 96 millones de euros. Es decir, un sobrecoste de unos 28 millones de euros para una empresa pública que, en sus 15 años de existencia -el Gobierno aragonés la constituyó en 2001- acumula unas pérdidas que rondan los 100 millones de euros.

El sobrecoste más escandaloso se dio en los trabajos de urbanización y movimientos de tierras de la Ciudad del Motor. Estaban presupeustados en 12,63 millones, pero acabaron costando 32,33 millones de euros. Es decir, una desviación del 156%.

El informe de la Cámara de Cuentas ha destapado también sobrecostes significativos en la compra de terrenos, en el apartado de «estudios y proyectos», en la construcción del Circuito de Velocidad e instalaciones asociadas -una desviación de 4,4 millones de euros- y en la construcción de las pistas de tierra. Es decir, prácticamente en todas las obras de creación del complejo de la Ciudad del Motor de Aragón.

Instalada sistemáticamente en pérdidas multimillonarias año tras año, la sociedad se mantiene a flote a base de continuas inyecciones de dinero público. Desde 2001, Motorland ha recibido más de 150 millones de euros de fondos públicos entre aportaciones de capital, subvenciones, préstamos públicos e inyeccione extraordinarias para cubrir pérdidas.

En sus 15 años de vida, Motorland ha necesitado 12 ampliaciones de capital. La última fue formalizada el pasado julio, y ya se prepara otra más para seguir manteniendo a flote esta empresa pública.

Los ingresos generados por la actividad económica de la sociedad han sido 30 millones de euros en 15 años, cifra que contrasta con esos más de 150 millones de euros de dinero público que ha consumido para poder funcionar. Desde hace varios ejercicios, las pérdidas anuales medias rondan los 13 millones de euros.

Los sucesivos equiops que han estado al frente del Gobierno aragonés desde que se creó Motorland -primero el PSOE, luego el PP desde julio de 2011, y ahora de nuevo el PSOE desde julio de 2015- han insistido en que Motorland, pese a sus abultadas pérdidas y al multimillonario coste que supone a las arcas públicas cada año, es rentable socialmente porque mueve la economía del Bajo Aragón. Sin embargo, esto también lo ha puesto en tela de juicio la Cámara de Cuentas, que considera imprescindible un estudio independiente que cuantifique de forma objetiva qué impacto económico tiene Motorland y lo compare con el coste que supone.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios