Cultura

Cataluña contrata a expertos para descolgar los frescos románicos que debe devolver a Aragón

Ha pedido a la juez que lleva el caso de los murales de Sijena que le dé diez días más para presentarle el plan de traslado

La Justicia dio a principios de noviembre un ultimátum a Cataluña para devolver estas pinturas murales
La Justicia dio a principios de noviembre un ultimátum a Cataluña para devolver estas pinturas murales
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), dependiente de la Generalitat, ha contratado a expertos externos para descolgar los valiosos frescos románicos que debe devolver a Aragón, a fin de reintegrarlos a su emplazamiento original, el monasterio oscense de Villanueva de Sijena.

La juez de Huesca que lleva el caso dio veinte días de plazo al MNAC para que le presentara, detallado, el plan técnico de desmontaje y traslado de esas pinturas murales. Así lo ordenó en un auto que dictó el pasado 2 de noviembre, el mismo en el que reclamó al Gobierno aragonés a que, en un plazo de diez días, informara de las condiciones «estructurales y climáticas» de la sala capitular del Monasterio de Sijena, donde deben reimplantarse los frescos.

El Gobierno aragonés pidió a la juez que le diera cinco días más de tiempo, y la solicitud le fue aceptada. Ahora, el MNAC reclama también una prórroga para cumplir con las obligaciones que se le impusieron en aquella misma orden judicial. El MNAC alega que en veinte días le ha resultado insuficiente atender el requerimiento, ya que los técnicos que están en plantilla en el museo barcelonés son expertos en conservación, pero no en traslados.

Por ello, alegan que han tenido que recurrir a una empresa externa con especialistas en este tipo de tareas de desmontaje y traslado, que necesitarán diez días más para detallar el plan que debe aplicarse a los frescos de Sijena.

En el escrito presentado por el MNAC para solicitar esta prórroga a la juez se deja constancia de que esto no significa que se rindan ante la orden de traslado forzoso que dictó el juzgado oscense, para ejecutar provisionalmente la sentencia que reconoce que esos frescos son de Aragón y que deben volver a su emplazamiento original. Es decir, el MNAC presentará el plan de desmontaje y traslado, pero mantiene su oposición al mismo. Para ello ha recurrido tanto la sentencia como su ejecución.

La situación es similar a la del conocido como «tesoro artístico de Sijena», las 97 piezas pertenecientes al mismo monasterio y que, según sentencia, fueron adquiridas ilegalmente por la Generalitat hace más de 20 años. Los tribunales han forzado su devolución a Aragón, en cumplimiento de una sentencia en primera instancia y pese a que ésta fue recurrida por las autoridades catalanas.

La Justicia ordenó la ejecución provisional de dicha sentencia y, por tanto, la inmediata devolución a Aragón de esas 97 piezas. El ultimátum expiró a finales del pasado mes de julio, pero solo regresaron a Sijena 51 de esas obras de arte. Otras 44 continúan en el Museo de Lérida y las dos restantes el MNAC dice que no sabe dónde están.

Este lunes se conoció que el juzgado de Huesca que lleva el caso del «tesoro artístico de Sijena» ha activado el procedimiento para enviar a la Policía hasta el Museo de Lérida para incautarse de esas 44 obras de arte y llevárselas al Monasterio de Sijena.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios