Sucesos

Buscan a un peligroso joven que se liga a hombres para apalearles y robarles

Estaba en libertad pese a tener una condena firme de 6 años de prisión y tener otro juicio pendiente por intento de asesinato

No se ha presentado al juicio por intento de asesinato en la Audiencia de Zaragoza (en la imagen)
No se ha presentado al juicio por intento de asesinato en la Audiencia de Zaragoza (en la imagen) - Fabián Simón
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

La Audiencia de Zaragoza ha dictado una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión de un joven de 21 años de peligrosas prácticas delictivas: está «especializado» en ligar con otros hombres para, en la intimidad de sus domicilios, apalearles y robarles.

Es reincidente en este tipo de prácticas. Se llama Vasilica Valentin Brailay y estaba en libertad pese a tener pendiente una condena firme de 6 años de prisión que le impuso hace casi un año la Audiencia de Zaragoza y que meses después ha sido ratificada por el Tribunal Supremo.

La violencia empleada en sus ataques fue a más. Los seis años de cárcel se le impusieron por haber propinado una paliza para robarle a un hombre de 62 años al que conoció en Zaragoza a través de una web de contactos. Dejó al hombre inconsciente y encerrado en el trastero al que ambos habían acudido. Sucedió el 27 de junio de 2015.

Esa condena, sin embargo, no ha llegado a cumplirla. Seguía libre y a la espera del segundo juicio, al que ahora no se ha presentado. Debía haber comparecido en la vista este miércoles, pero no acudió. De ahí que el tribunal haya dictado contra el joven una orden de busca, captura e ingreso en prisión.

En esta ocasión se le acusa por otro ataque que perpetró también en Zaragoza. Ocurrió el 6 de noviembre de 2015. Se ligó a otro hombre con el que quedó en una calle de la capital aragonesa. Ambos se fueron al domicilio de la víctima. Allí permanecieron durante todo ese día y la noche.

De madrugada, cuando su ligue dormía, el acusado se hizo con un cuchillo jamonero y atacó al hombre, presumiblemente con intención de degollarle. Consiguió asestarle una grave herida en el rostro, pero la víctima se despertó a tiempo, forcejeó con el agresor, agarró incluso el filo del cuchillo con sus manos y, finalmente, logró que el joven acabara por soltar el arma y saliera huyendo tras hacerse con 70 euros que la víctima llevaba en su cartera, además de dos teléfonos móviles, una tablet y varias joyas.

Por estos hechos, el joven está acusado de intento de asesinato. La Fiscalía pide para él 12 años de prisión, que se sumarían a los seis a los que fue condenado por el otro ataque.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios