Carteles en los que se ha escrito la palabra «asesinos» sobre el rostro de toreros, incluido el del fallecido Víctor Barrio
Carteles en los que se ha escrito la palabra «asesinos» sobre el rostro de toreros, incluido el del fallecido Víctor Barrio
En Teruel

Boicotean, con pintadas de «asesinos», los carteles taurinos de homenaje a Víctor Barrio

La Policía investiga el sabotaje, denunciado por la empresa de la Plaza de Teruel y de la Feria del Ángel

ZaragozaActualizado:

Las fuerzas de seguridad han abierto una investigación para dar con los autores del sabotaje ejecutado contra los carteles anunciadores de la taurina Feria del Ángel, de Teruel capital. Tres días después de que se colocara la cartelería para anunciar estos festejos por toda la ciudad, más de 50 carteles han sido destrozados. En unos casos, arrancados; en otros, con pintadas antitaurinas. En algunos carteles se ha impreso la palabra «asesinos» sobre el rostro del torero Víctor Barrio, que murió corneado sobre la arena del ruedo turolense hace un año, en la anterior edición de la Feria del Ángel.

Precisamente la próxima edición de la feria turolense se ha diseñado para servir de homenaje al malogrado torero. Que sobre su rostro se haya escrito la palabra «asesinos» ha indignado especialmente a quienes consideran un ataque premeditado y organizado este acto de sabotaje.

Desde la empresa Tauroemoción, que gestiona la Plaza de Teruel y organiza la taurina Feria del Ángel, presentó ayer una denuncia policial que ha desencadenado la investigación para dar con los autores de este sabotaje. Se trata -afirman desde Tauroemoción, de «una acción antitaurina que reúne todos los requisitos para ser premeditada y bien organizada, puesto que, las pintadas han sido realizadas con plantillas para facilitar la faena nocturna». «Nunca antes en Teruel se habían visto las pintadas con este sistema», han indicado las mismas fuentes. Los carteles fueron destrozados y cubiertos de pintadas durante la madrugada de ayer martes.

La empresa ha denunciado los hechos para perseguir a los autores, a los que reclamará daños y perjuicios «por las importantes pérdidas económicas» ocasionadas con su sabotaje. Eso, sin contar otras posibles acciones legales que pudieran derivarse por las pintadas de «asesinos» sobre los rostros de toreros y, en particular, sobre el del fallecido Víctor Barrio.