Sociedad

Aragón aún no ha logrado saldar los daños de la riada del Ebro de hace año y medio

El Gobierno regional desembolsará este año casi dos millones de euros para los ayuntamientos de pueblos ribereños

La riada de 2015 anegó 40.000 hectáreas en pueblos ribereños de Aragón, Navarra, La Rioja y Álava
La riada de 2015 anegó 40.000 hectáreas en pueblos ribereños de Aragón, Navarra, La Rioja y Álava - Fabián Simón
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Ha pasado más de un año y medio desde la devastadora riada del Ebro que anegó infraestructuras públicas y propiedades particulares, y Aragón aún no ha terminado de pagar las subvenciones acordadas con los damnificados a principios del año 2015.

El Gobierno regional hizo corto con la partida presupuestaria de varias decenas de millones de euros que habilitó al efecto el año pasado y ha vuelto a hacer corto con la que había consignado para el mismo fin en los presupuestos del presente ejercicio.

Ahora, el Ejecutivo regional PSOE-Chunta acaba de aprobar una ampliación presupuestaria para atender las subvenciones a que tienen derecho los ayuntamientos de pueblos ribereños que resultaron damnificados por esa riada. Al millón de euros que se había reservado para tal fin en las cuentas del presente año, el Gobierno aragonés ha sumado ahora otros 740.000 euros para poder pagar a los ayuntamientos damnificados que siguen esperando esas ayudas que les prometieron en marzo de 2015.

Los pueblos ribereños del Ebro sufrieron inundaciones encadenadas desde finales de enero hasta primeros de marzo del año pasado. La cuarta y última riada, la más devastadora, arrasó 40.000 hectáreas en municipios de Aragón, Navarra, La Rioja y Álava. Los daños se calcularon en unos 200 millones de euros, y la región más castigada fue la aragonesa.

Los ayuntamientos han tenido que realizar obras de reparación en infraestructuras municipales que resultaron dañadas por la avalancha de agua y lodo. Ante la tardanza con la que les han ido llegando las subvenciones prometidas, algunos han tenido que adelantar el dinero o retrasar las reparaciones.

El aumento de la partida presupuestaria que acaba de aprobar el Gobierno aragonés para los ayuntamientos damnificados conlleva también una ampliación del plazo para tramitar las subvenciones pendientes. La fecha tope para resolver las solicitudes planteadas por los ayuntamientos es el próximo 15 de octubre, y los consistorios tendrán de tiempo hasta el 15 de noviembre para justificar que han ejecutado las obras para las que han recibido esas ayudas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios