España

El zulo de ETA encontrado en Francia tenía 145 armas cortas y es el mayor desde 2004

El arsenal incautado parece proceder del robo en Vauvert, según Fernández Díaz

EFE - abcespana Madrid - Actualizado: Guardado en:

El zulo de ETA hallado ayer en un bosque en el norte de Francia tenía 145 armas cortas, incluidos 75 revólveres y 70 pistolas automáticas, además de dos fusiles de caza, munición y otros elementos. Es el mayor de la banda terrorista localizado desde 2004. El inventario del arsenal, que las autoridades galas han entregado hoy a España, parece confirmar que las armas proceden del robo en Vauvert hace seis años, según el ministro español del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz.

Las pistolas incautadas son de la marca Smith and Wesson, un dato «relevante» que «hace pensar que efectivamente forma parte del robo que se produjo en 2006 en Vauvert», indicó el ministro, que asiste en Luxemburgo a la reunión de los titulares de Interior de la UE. Entonces se robaron 196 revólveres y 145 pistolas automáticas además de 60.000 cartuchos, recordó Fernández Díaz, quien subrayó que ello da una idea de la importancia del arsenal.

Explicó además que el hallazgo del material ha sido fruto del trabajo de un equipo de investigación conjunto entre la Dirección General de Seguridad francesa y la Guardia Civil y que el Ejecutivo español tenía conocimiento de ello «desde hace tiempo».

Según el ministro, se trata de un golpe importante para la organización terrorista, «teniendo en cuenta que el stock de armamento del que podía disponer ETA antes de esta incautación era de entre 2 y 3 toneladas de explosivos, munición de diversos calibres y entre 200 y 300 armas entre cortas y largas».

Un cadáver sin certificado de defunción

Por otra parte, el ministro aseguró que si la banda terrorista se disolviera, la política de dispersión penitenciaria se reconsideraría.

Recordó en ese contexto, que hace cinco años que la banda terrorista anunció su cese definitivo, pero que la organización esperaba una negociación, «que no se ha producido en ningún momento».

«ETA es un cadáver al que le queda solo expedir su certificado de defunción, que sería anunciar públicamente su disolución», indicó.

La organización, dijo, «no se ha disuelto y mientras no se disuelva seguimos aplicando la política de dispersión penitenciaria».

Agentes de la Guardia civil y de la Dirección General de Seguridad Interior francesa (DGSI) localizaron el zulo de Carlepont gracias a una información recibida el martes, y en él el arsenal contenido en cuatro bidones, de los cuales tres tenían armas guardadas en bolsas, según fuentes judiciales en Francia. El zulo tenía también munición y partes de armas como carcasas y cañones.

Es el hallazgo más importante desde 2004, año en el que fueron localizados el 4 de abril en Saint Michel (Francia) 500 kilos de explosivos, y el 3 de octubre también en el país galo tras las detenciones de los etarras «Mikel Antza» y «Anboto» siete zulos con documentos, armas, 600 kilos de dinamita tidadyne y otros 500 de clorato de sodio además de dos misiles.

El hallado ayer, uno de los zulos estratégicos de ETA, estaba en un paraje forestal de la localidad francesa de Carlepont, a unos 100 kilómetros al noreste de París (Departamento de Oise). En concreto, el arsenal ha sido hallado en un bosque en el departamento de Oise, el número 60, y con el material encontrado, ETA pretendería negociar con los gobiernos español y francés.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios