Juan Fernández-Miranda - AnálisisSeguir

El voto se desplaza a la derecha Juan Fernández-Miranda

El 20-D las izquierdas sumaban un 3,6% más que las derechas. Hoy están 8,9 puntos por debajo

El votante se está moviendo mucho, y lo hace hacia la derecha. De hecho no ha dejado de hacerlo desde el 20-D. Es, por tanto, falso el mantra mil veces repetido durante el último año de que si vamos a elecciones todo va a quedar igual. La encuesta que hoy publica ABC es clarificadora, sobre todo si comparamos los da tos con el 26-J, el 20-D en incluso con 2011. Fíjense: los expertos demoscópicos coinciden en señalar que el 20-D fueron las elecciones con un voto más escorado a la izquierda de toda la democracia: el PSOE, Podemos e IU sumaron 46,34% de los votos y se llevaron 11,6 millones de papeletas. Seis meses después, el 26-J el PSOE y Unidos Podemos bajaron 2,6 puntos y 1,16 millones de votos (43,76% y 10,4 millones en total). La encuesta de ABC revela que hoy el PSOE y Unidos Podemos conseguirían un repaldo del 39,4%, lo que supone que en un año las opciones de izquierdas habrán perdido casi 7 puntos.

En la derecha la tendencia es la contraria, pues la suma de PP y Ciudadanos crece, y lo hace con mayor fuerza de lo que baja la izquierda. Fíjense de nuevo: el 20-D el PP y Ciudadanos sumaron el 42,65% de los votos, con 10,7 millones de papeletas. Seis meses después, superaron la barrera de los 11 millones y alcanzaron un 46,08%. De celebrarse elecciones hoy, Rajoy y Rivera sumarían el 48,3% de los sufragios, en gran medida por un PP que no para de crecer (7,7 puntos desde el 20-D).

En resumen, en este último año se ha pasado de unas izquierdas con 3,6 puntos de ventaja a unas derechas 8,9 puntos por encima. Es un desplazamiento del voto hacia la derecha de 12,5 puntos, margen suficiente para cambiarlo todo. Estos son los datos, que hablan por sí solos. Los políticos dicen y hacen, pero es el votante quien decide.

Hace ya muchos años que Félix Madero me enseñó en la facultad que en las encuestas lo verdaderamente infalible no son los datos, sino las tendencias. Y esta tendencia constante desde el 20-D es demoledora para la izquierda e ilusionante para la derecha. Y un mensaje claro sobre lo que quieren los ciudadanos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios