España

Las voces críticas con Sánchez se imponen en la reunión del Grupo Socialista

Los diputados andaluces, Eduardo Madina, Ciprià Ciscar y José María Barreda escabezan el sector que se opone a los planes del secretario general

Pedro Sánchez, junto a sus barones, el año pasado
Pedro Sánchez, junto a sus barones, el año pasado - EFE

Los diputados andaluces han encabezado este martes la oposición a los planes del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para el 39 Congreso del partido durante una reunión del Grupo Parlamentario, en la que han sido mayoría las voces en contra de esta propuesta, una postura que los críticos creen que también se va a imponer el sábado en el Comité Federal.

En este encuentro, a puerta cerrada, se han vuelto a ver las posiciones encontradas en el PSOE que se pusieron de manifiesto en la Ejecutiva de ayer. Junto a los diputados andaluces, también han criticado la propuesta de Sánchez dos diputados de Castilla-La Mancha, un vasco, un extremeño y un valenciano.

En total, según fuentes socialistas, 21 diputados han pedido la palabra —otras fuentes incrementaban esta cifra en cinco diputados—, pero el debate no se ha podido terminar y lo han interrumpido a las 15.45 horas ante el inicio del Pleno. El encargado de levantar la sesión ha sido el portavoz del Grupo, Antonio Hernando, a quienes algunos atribuían haber dado pie al debate interno al haber comenzado su intervención aludiendo a la difícil situación que atraviesa el PSOE, que ha comparado con Suresnes.

Desde las 13.30 que ha comenzado la reunión, con el objetivo de fijar la posición en las votaciones del Pleno de este martes, han hablado quince parlamentarios y la mayoría de las intervenciones han sido para cuestionar la propuesta de Sánchez que votará el sábado el Comité Federal.

A la salida de la reunión, el secretario de Política Federal del PSOE, el andaluz Antonio Pradas, ha explicado que ha habido una mayoría de diputados que han expresado sus «reparos» a que se celebre un congreso en este momento.

«Se ha visto que ha sido una actitud mayoritaria del Grupo (Socialista), por lo menos por las intervenciones», ha dicho Pradas, quien preguntado sobre si esa será la actitud mayoritaria en el Comité Federal del próximo sábado, ha respondido que espera que así sea.

Sánchez perderá «estrepitosamente»

Otro diputado crítico ha ido más allá después, en una conversación con periodistas, asegurando que Sánchez perderá «estrepitosamente» la votación del sábado.

Sin embargo, uno de los diputados que apoya al secretario general, y que no ha tomado la palabra, ha cuestionado que, de este debate, se pueda extraer la lectura de que los críticos son mayoría. A su juicio, la reunión de Grupo no era el lugar para esta discusión y tampoco era preciso que hablaran quienes ya lo hicieron ayer o pueden hacerlo el sábado en el Comité Federal, que es donde habrá que votar. De hecho, ha cuestionado que Hernando haya permitido este "desahogo" de los críticos.

Dentro, han pedido la palabra los cabezas de lista del PSOE por Andalucía. Y han hablado Antonio Pradas (Sevilla), Salvador de la Encina (Cádiz), Miguel Angel Heredia (Málaga), José Antonio Torres Mora (Málaga) y Elvira Ramón (Granada).

Además, han cuestionado el calendario de la dirección federal el diputado por Badajoz Ignacio Sánchez Amor; el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda (diputado por Ciudad Real); Pablo Bellido (Guadalajara), Odón Elorza (Guipúzcoa), Eduardo Madina (Madrid) y Cipria Ciscar (Valencia)

Mientras tanto, han apoyado la propuesta de la dirección el ex presidente del Congreso Patxi López; Rafael Simancas (Madrid); Pere Joan Pons (Baleares) y Jesús María Fernández (Navarra). Con todo, algunos críticos creen que las posturas de estos compañeros no eran inequívocamente a favor del calendario de Sánchez.

De hecho, algunos han apuntado que López, miembro de la Ejecutiva federal, ha reconocido que podría no ser el momento más adecuado para celebrar este congreso, si bien votará a favor el próximo sábado.

Las fuentes consultadas han asegurado que ha sido un debate intenso y, en algunos momentos duro, en el que también se ha hablado de la posición del PSOE para desbloquear la situación y de las opciones que están encima de la mesa.

85 escaños

Pero el único que ha defendido la abstención ha sido Barreda, quien, en declaraciones previas a la reunión, ha apostado por esta posición, aunque sin pronunciar esa palabra, pero insistiendo en que el PSOE debe poner en valor sus 85 escaños para «condicionar» la vida política del país desde la oposición.

Al margen de esto, en el debate no ha estado el escenario que puede abrirse si el Comité Federal no acepta la propuesta de Sánchez y éste decide continuar en el puesto, aunque son varias las voces que están defendiendo que eso sería imposible.

El expresidente castellano-manchego ha defendido que eso no sería «aceptable» ni «democrático», un argumento que comparten los críticos, pero que también se extiende a los afines a Sánchez. Un dirigente de su Ejecutiva ha admitido que sería «una barbaridad» que pretendiera mantenerse al frente del PSOE si perdiera la votación en el Comité Federal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios