España

El verdadero PDC declara la guerra al partido de Artur Mas

La formación de Colmenar presentará un escrito al ministerio del Interior contra el uso de sus siglas

La candidatura del PDC a las municipales de 2015
La candidatura del PDC a las municipales de 2015 - Facebook

«No vamos a permitir que usen nuestras siglas y menos un partido nacionalista». Así de contundente se muestra Antonio Ortiz, uno de los fundadores del Partido Democrático de Colmenar de Oreja (Madrid), muy indignado porque se esté aludiendo al partido de Artur Mas con unas siglas que solo su formación ostenta legítimamente: PDC.

Ayer lunes el ministerio del Interior explicó que se encuentra tramitando la inscripción del Partido Demócrata Catalán, al que solicitó por escrito que subsane algunas «deficiencias» necesarias para seguir el proceso, como un cambio en el nombre o las siglas elegidas. Según el escrito del ministerio, las siglas que solicitó formalmente la antigua Convergencia son PDCat, y no PDC, ambas abreviaturas ya registradas, las primeras por Patria y Dignidad y las segundas por la agrupación de Colmenar.

Un texto para que no se usen las siglas

No obstante, Ortiz ve cada día cómo se utilizan las siglas PDC para referirse a los nacionalistas: lo hacen los antiguos convergentes, pero también en el Congreso y en los medios de comunicación, denuncia. Por ello, el concejal presentará un escrito al que ha tenido acceso ABC ante la Delegación de Gobierno, el Congreso de los Diputados y el Senado en el que insta a denegar la nueva acepción de la antigua Convergencia y pide que «se requiera a la citada Asociación para que se abstenga de utilizar en un futuro las siglas PDC bajo apercibimiento de iniciar acciones judiciales».

«No pueden poner las siglas de otro partido, es como con el nombre de una empresa: o aciertas o no aciertas», se queja el cofundador y único concejal que le queda al verdadero PDC, fundado en agosto de 1998. En las elecciones municipales de 2015, su partido obtuvo 742 votos y tres concejales, pero dos de ellos han acabado en el grupo mixto apoyando a los socialistas del consistorio después de que Ortiz quisiera acabar el acuerdo que tenían con ellos.

El aviso del ministerio del Interior es solo el último escollo sobre el nombre de la refundada Convergencia, cuya dirección presentó dos opciones que no gustaron entre la militancia. Esta se rebeló y aprobó el de Partit Demòcrata Català, nombre que a quien no gusta ahora es al Partido Democrático de Colmenar, a los Demòcrates de Catalunya o al Partit Demòcrata de Catalunya y Plataforma Democràtica de Catalunya.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios