Artur Mas, el pasado martes anunciando su reuncia a la presidencia del PDeCAT
Artur Mas, el pasado martes anunciando su reuncia a la presidencia del PDeCAT - REUTERS

El Tribunal de Cuentas abre la fase de enjuiciamiento contra Artur Mas por los gastos del 9-N

El órgano fiscalizador publica el edicto que cierra la fase de instrucción y da un paso más hacia el juicio contable, en que Mas, Ortega, Homs, Rigau y otros cinco altos cargos pueden perder la fianza de 5,25 millones, incluidas sus casas

MadridActualizado:

El Tribunal de Cuentas ha abierto la fase de enjuiciamiento contra Artur Mas, la exvicepresidenta de la Generalitat Joana Ortega, los exconsejeros Francesc Homs e Irene Rigau y otros cinco altos funcionarios de la Generalitat por los gastos de la consulta ilegal del 9-N de 2014.

El departamento 2º de la Sección de Enjuiciamiento ha publicado el edicto, que lleva fecha de 10 de enero y que supone el final de la fase de instrucción. En caso de condena en el juicio contable, Artur Mas y el resto de investigados perderían la fianza de 5,25 millones de euros depositada en metálico y en propiedades inmobiliarias, entre ellas el señorial piso del expresidente catalán en la calle Tuset.

Edicto del Tribunal de Cuentas que supone la apertura de la fase de enjuiciamiento
Edicto del Tribunal de Cuentas que supone la apertura de la fase de enjuiciamiento-ABC

El tribunal ha cumplido con el trámite de hacer público «el procedimiento de reintegro por alcance sobre presuntas irregularidades contables en relación con pagos realizados con fondos públicos destinados a afrontar los gastos para la realización de la consulta llevada a cabo el 9 de noviembre de 2014» y da nueve días de plazo -lo estipulado- a las partes para que se personen. Artur Mas y el resto de exdirigentes lo harán a través de representantes legales.

Los denunciantes que abrieron el proceso, Societat Civil Catalana (SCC) y la Asociación de Abogados Catalanes, pueden interponer ahora la demanda, al igual que el fiscal del Tribunal de Cuentas. Si no lo hicieran -muy improbable- el caso se archivaría. Cuando la interpongan, esta será remitida a los demandados para que formulen una respuesta, según fuentes del órgano fiscalizador. El siguiente paso será la celebración del juicio contable, en el que el expresidente catalán y sus excolaboradores podrían verse obligados a devolver a la Generalitat de su bolsillo los gastos del 9-N.

Cómo termine este procedimiento puede marcar el paso a los responsables del referéndum ilegal del 1-O, al margen de las vías penales abiertas.