Torra toma posesión del cargo en un acto sobrio y sin miembros del Gobierno

Quim Torra ha tomado posesión del cargo en una ceremonia deliberadamente discreta. Sobriedad y...

Actualizado:

Quim Torra ha tomado posesión del cargo en una ceremonia deliberadamente discreta. Sobriedad y brevedad buscada, para trasladar una sensación de excepcionalidad por la ausencia de Puigdemont, al que consideran presidente legítimo. Torra se ha servido de la misma fórmula que el expresident usó en 2016. Ninguna mención al Rey. Tampoco a la Constitución. Los socialistas proponen cambiar la ley para que sea obligatorio acatarla al jurar o prometer el cargo. Sin bandera de España, ausentes también la oposición y el Gobierno, que molesto, se ha negado a asistir al acto, al considerar que han sido tratados como una delegación. En el Salón de la Virgen de Montserrat, y no en lugar del habitual salón de Sant Jordi, sólo el president del Parlament, el secretario del Govern y los familiares de Torra. Acceso permitido a algunos medios y restringido a otros. El Colegio de Periodistas de Cataluña ha emitido una queja pública. Tampoco se le ha impusto a Torra la medalla de oro por parte del presidente saliente. Gesto que habría correspondido, en este caso, a Mariano Rajoy.