España

Todos los grupos menos el PP votan a favor de que Guindos explique el caso Soria en un pleno urgente

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, gana tiempo y no pone fecha al debate amparándose en que el calendario de sesiones ha sido rechazado por PSOE y Podemos

Ana Pastor, en el Congreso junto Alicia Sánchez-Cmacho
Ana Pastor, en el Congreso junto Alicia Sánchez-Cmacho - EFE

Todos los grupos parlamentarios salvo el PP han votado en la junta de portavoces a favor de la convocatoria de un pleno urgente la semana que viene para que el ministro de Economía, Luis de Guindos, explique la propuesta del exministro de Industria, José Manuel Soria, como director ejecutivo del Banco Mundial.

Pero ese pleno no tiene fecha de celebración porque en la posterior reunión de la Mesa, la presidenta, Ana Pastor, ha considerado que debía aprobarse primero el calendario de sesiones, que fija el primer pleno ordinario para el día 27 de septiembre, tras la celebración de las elecciones vascas y gallegas. PSOE y Podemos ha votado en contra por no incluir ningún pleno urgente para la semana que viene y Ciudadanos se ha abstenido, por lo que el calendario de sesiones no ha salido adelante. Pastor ha argumentado que, en consecuencia, no procedía fijar ninguna convocatoria. El PSOE lo ha considerado una «triquiñuela» y una «cacicada del PP» para «no dar explicaciones».

Con esta maniobra, la presidenta del Congreso consigue que el ministro de Economía gane tiempo y comparezca en la comisión del ramo, tal y como quiere el Gobierno, antes de ser citado por el pleno. Así, creen los populares que la celebración del pleno no se sostendría. La citada comisión se constituirá a primeros de la semana que viene de manera que el ministro podría acudir a la misma el martes o el jueves, antes de que el pleno urgente pueda convocarse y ordenarse. Todo dependerá de la presión que esté dispuesta a aguantar Pastor ya que todos los grupos de la oposición coincidieron ayer en que no puede saltarse la petición mayoritaria de la Junta de Portavoces, y el pleno debe celebrarse la semana que viene.

Acuerdo con Ciudadanos

El movimiento de la la presidenta del Congreso salva de paso el acuerdo firmado entre el PP y Ciudadanos ya que la formación naranja advirtió ayer que si el ministro era convocado a un pleno y no acudía a dar explicaciones, este plantón pasaría factura al acuerdo. Pero si el ministro se somete a las preguntas de los grupos en la comisión de Economía, aunque después no acuda al pleno, el acuerdo se habrá salvado.

Para blindar completemente el pacto, los populares han registrado esta mañana una petición de comparecencia del ministro de Economía en la comisión de economía para que «informe sobre la representación de España en los Organismos Financieros Internacionales».

Esta solicitud se convertirá en un punto del orden día de la primera sesión de este órgano donde también se discutirá sobre la prórroga presupuestaria. De esta manera, De Guindos tendrá que ir más allá de lo previsto en un principio y dar explicaciones específicas sobre el caso Soria. En los últimos días, el ministro había ofrecido solventar las dudas de los grupos parlamentarios en el turno de preguntas del debate sobre la prórroga presupuestaria, pero la presión de la oposición es tal que los populares han tenido que hacer esta concesión a Ciudadanos.

Previsible plantón al pleno

Mientras se decide la fecha de celebración del pleno urgente, el Gobierno evita pronunciarse públicamente pero fuentes de Moncloa anticipan ya que será muy difícil que De Guindos acuda a la convocatoria. Recuerdan el conflicto de atribuciones existente entre ambos poderes que se encuentra en manos del Tribunal Constitucional a cuenta del control parlamentario que el Congreso puede ejercer sobre el Gobierno cuando éste se encuentra «en funciones».

Y mantienen el criterio de la pasada legislatura: los miembros del Ejecutivo solo tienen que dar explicaciones al Parlamento sobre las decisiones políticas y no sobre las tareas administrativas que corresponden al actual periodo «en funciones». En esta línea, subrayan que si el ministro acude al pleno, los argumentos del Gobierno se verían «violentados». Según las mismas fuentes, la propuesta de Soria es una decisión administrativa y no política.

PSOE: «El pleno va a convocarse más pronto que tarde»

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha sido radical: «La cacicada continúa», y ha acusado de esta actitud al ministro De Guindos, a Rajoy y a la presidenta del Congreso, Ana Pastor. «El PP se ha quedado solo en la mesa del Congreso de los Diputados, porque tanto PSOE como Podemos hemos votado en contra del calendario facilitado por la presidenta, y Ciudadanos se ha abstenido», con lo que la formación naranja, ha asegurado Hernando, «ha facilitado la estrategia de la presidenta», al haber cuatro votos en contra y tres a favor.

«Cuando se han sentido perdidos», ha dicho, «la solución que han visto es no aprobar el calendario, y así no se ve obligada a convocar un pleno» al que le obligaba el voto favorable del resto de grupos. Han logrado en el PP que el ministro Guindos no participe en el pleno para hablar de Soria la semana que viene basándose en «triquiñuelas legales». Y el socialista ha culpado a Pastor de haber favorecido «por segunda vez» a su partido y no los intereses del conjunto de la Cámara.

En todo caso, ha apuntado, el pleno «va a convocarse, más pronto que tarde», a no ser que «el Gobierno se vuelva a amparar en que al estar en funciones no tiene que someterse al control del Congreso».

Podemos carga contra Pastor

La maniobra de Pastor también recibió las críticas del portavoz de Podemos, Íñigo Errejón, que consideró que estaba actuando a instancia de parte (el PP), en lugar de obrar como «presidenta de todos los grupos cuando hay una mayoría tan amplia».

Además, pronosticó que la presidenta del Congreso continuará con la misma estrategia y «seguirá retrasando» la fijación de la fecha durante los próximos días, pero hizo hincapié en que «ese pleno se va a producir porque el PP no tiene la mayoría para impedir que este Congreso haga su trabajo».

Así, advirtió que ni su formación ni el resto de los grupos se conformarán con las explicaciones del ministro en la comisión de economía. «Todos creemos que tiene que venir al pleno y lo vamos a mantener, nos tiene que explicar si mintió a los españoles o no los mintió», subrayó.

Según sostuvo, la propuesta de Soria y la posterior de Fernando Jiménez De Latorre «saca los colores a nuestro país» y disminuye su prestigio y fiabilidad en el exterior porque «cada vez que presentamos a alguien está manchado por el mismo problema (evasión de fondos en paraíses fiscales) o hay serias dudas de que lo pueda estar».

Por su parte, desde Ciudadanos su número dos, José Manuel Villegas, ha explicado que pidió incluir en el calendario de plenos la fecha de celebración de este último urgente, y al no admitirlo Pastor, decidieron abstenerse. En todo caso, ha aclarado que el ministro Guindos debe comparecer para dar explicaciones, y ha apostado por «no tirar la toalla» e «insistir» ante la presidenta Ana Pastor para que fije cuanto antes la fecha de ese pleno urgente. Además, ha rechazado las insinuaciones socialistas de que esta mañana ha actuado en apoyo del PP.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios