El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, con Mariano Rajoy - EFE

Stoltenberg subraya que la OTAN desea una España «fuerte y unida»

El secretario general de la Alianza Atlántica dice que sigue muy de cerca la crisis catalana

MadridActualizado:

El Gobierno español recibió ayer jueves el respaldo del secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, frente al desafío separatista catalán, al asegurar que «una España fuerte y unida es algo bueno para la OTAN».

Stoltenberg realizó ayer una visita a España en el curso de la cual fue recibido por Su Majestad el Rey y por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y se entrevistó con la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Al comparecer, junto con Cospedal, en una rueda de prensa, en el Cuartel General del Aire, Stoltenberg aseguró que sigue muy de cerca la situación en Cataluña, que calificó de «cuestión doméstica» que se tiene que resolver «en base al orden constitucional español». Por ese motivo, aseguró que no habrá «ninguna injerencia» en ese asunto por parte de la Alianza Atlántica.

Aliado valioso

Sin embargo, subrayó que nuestro país es «un aliado muy valioso y muy importante», por lo que considera que «una España fuerte y unida es algo bueno para la OTAN, palabras que, sin duda, el Gobierno esperaba escuchar de boca de Stoltenberg, para reforzar la solidaridad internacional ante la ofensiva independentista.

El secretario general de la Alianza abordó con las autoridades españolas, entre otros asuntos, el de las supuestas injerencias rusas en la crisis catalana y en distintos procesos electorales en el mundo. Stoltenberg dijo ante los periodistas que es un asunto prioritario para la Alianza Atlántica, que trata de hacerle frente fortaleciendo sus sistemas de ciberdefensa.

Tras sentenciar que «cualquier injerencia exterior es inaceptable», reconoció que ha habido un importante aumento de la «ciberactividad» para inmiscuirse en asuntos nacionales y dijo que la mejor manera de ponerles freno es «facilitando la verdad» y ofreciendo una información «abierta y transparente».

La ministra de Defensa, que elogió que la OTAN haya visto la necesidad de incrementar sus capacidades para luchar contra los ciberataques, insistió en que los países occidentales han de utilizar todos los medios a su alcance para evitar la manipulación de la opinión pública. «Hay que evitar –dijo– que noticias falsas puedan provocar estados de situación que no tienen nada que ver con la realidad y que tratan de interferir en asuntos nacionales».

Stoltenberg venía a Madrid para preparar la próxima reunión de ministros de Defensa de la OTAN los días 14 y 15 de febrero y la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar el 12 de julio en Bruselas, pero también para insistir a las autoridades españolas en que se espera de nuestro país, como de otros aliados, un progresivo aumento en los próximos años del presupuesto en materia de Defensa para consolidar un reparto de la carga de la Alianza Atlántica entre Estados Unidos y los países europeos.

El pasado miércoles, Cospedal había reconocido ante el Congreso de los Diputados que nuestro país no cumplirá con el compromiso adquirido por todos los países de la Alianza Atlántica de alcanzar en el año 2024 una inversión del 2% del PIB en defensa. Según apuntó la ministra, el gasto se situará en el 1,56%, lo que supondrán unos 18.000 millones de euros.

Cumplir los compromisos

Sabedor de los problemas económicos de muchos de los miembros de la Alianza, Stoltenberg matizó que el objetivo comprometido en 2014 no era tanto llegar a ese 2% en una década, sino poner fin a los recortes y comprometerse a aumentar las inversiones. Por ello, ve con buenos ojos el anuncio de España de aumentar progresivamente su presupuesto desde el 0,8% a ese 1,56% anunciado.

«Confío –dijo– en que España cumpla con sus compromisos de 2014 y que también cumpla con los planes nacionales anunciados de incremento en inversiones en defensa».

Además, Stoltenberg valoró la contribución de España a la «defensa colectiva» y, sobre todo, su contribución a las misiones internacionales de la Alianza.

Cospedal recordó que España participa con unos 750 efectivos en las misiones de la OTAN y sentenció: «Las fronteras de la OTAN se consideran