España

Los «castigados» por la gestora del PSOE hablan de «revanchismo» y «marginación»

Adriana Lastra, que sí se abstuvo, cree que se busca atacar a los amigos de Sánchez. Sumelzo denuncia que se enteró de su destitución por la televisión y el partido en Baleares denuncia que se les está «marginando»

Imagen de archivo de Adriana Lastra y Luis Tudanca - ABC
EP Madrid - Actualizado: Guardado en:

La diputada asturiana y hasta ahora portavoz de la Comisión de Administraciones Públicas en el Congreso, Adriana Lastra, ha asegurado este viernes que la Comisión Gestora del PSOE no le ha comunicado todavía el cese de dicha Portavocía, una decisión que ha tachado de «revancha» contra los parlamentarios que mantienen su «lealtad» al ex secretario general Pedro Sánchez.

En declaraciones en RNE y en un mensaje publicado en su cuenta de Facebook, recogido por Europa Press, Lastra se ha pronunciado así sobre la decisión de la gestora de apartar de sus responsabilidades en el Grupo Socialista a los más próximos a Sánchez.

«Estoy a la expectativa de que me llame la gestora, porque yo todo lo que he conocido ha sido a través de los medios de comunicación», ha señalado. La asturiana ha hablado también en nombre de María Luisa Carcedo, apartada de la Secretaria General del grupo socialista en el Senado.

Para la diputada, el castigo por parte de la dirección no responde tanto a la ruptura de la disciplina de voto en la investidura de Mariano Rajoy —Lastra finalmente se abstuvo «por imperativo»— sino a la «defensa de un planteamiento político».

«Lo que han hecho es penalizar de alguna manera el haber mantenido nuestra lealtad a la figura del secretario general y al "no" a Rajoy», sostiene. Eso sí, Lastra ha aseverado que seguirá "manteniendo esa posición política»: «Si alguien piensa que vamos a cambiarla por tener mayor o menor responsabilidad, es que no nos conocen», ha manifestado.

Adriana Lastra, Rocío de Frutos, Sofía Hernanz, Zaida Cantera y Susana Sumelzo, castigadas ayer
Adriana Lastra, Rocío de Frutos, Sofía Hernanz, Zaida Cantera y Susana Sumelzo, castigadas ayer- EFE

«Estoy asombrada»

«La verdad, no os voy a engañar, estoy asombrada. Asombrada porque no hay explicación objetiva para los ceses», ha escrito en su perfil de Facebook, en el que ha reivindicado que el «único objetivo»de la gestora «debiera ser convocar primarias» y un Congreso Federal para renovar el liderazgo del partido.

De hecho, a su juicio, las recientes decisiones tomadas por la actual dirección del PSOE «no han hecho más que ahondar la división dentro» del partido.

Sumelzo se enteró por la televisión

Por su parte, la diputada del PSOE por Zaragoza Susana Sumelzo ha asegurado que se enteró de que la Gestora del partido le iba a retirar una portavocía de comisión en el Congreso por la televisión y, aunque ha recalcado que no está en política por los cargos que pueda ocupar, sí ha defendido que la decisión de la dirección del partido «no es la mejor forma de pasar página»

La socialista aragonesa, que era portavoz en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarollo, ha defendido que los cambios de las portavocías «no tiene que afectar para nada» al Grupo Socialista y, de hecho, ha garantizado que va a seguir trabajando «con la misma ilusión y fuerza» para sacar adelante propuestas que supongan una «alternativa» al PP.

El PSOE «margina» a Baleares

En Baleares, el portavoz del PSIB ha calificado hoy como «una grave injusticia» la sanción de la gestora socialista a los dos diputados de Baleares en el Congreso, Sofía Hernanz y Pere Joan Pons, por «votar en conciencia» y ha dicho que supone «una marginación» de «todo un territorio como Baleares». Miralles ha calificado de «arbitraria» la decisión de la gestora socialista de apartar a Hernanz de la dirección del grupo parlamentario y sustituir a Pons como portavoz de la comisión mixta de la UE porque «en el pasado, el voto en conciencia no fue castigado con sanciones tan duras», ha dicho en rueda de prensa.

Miralles que ha pedido que se convoque el congreso del PSOE para «trabajar juntos por el futuro del partido» y debatir y ha asegurado que «acciones como esta no contribuyen a lo que debería ser el verdadero objetivo de todos los socialistas que es el de unir y trabajar para el presente y futuro del partido para vehicular una alternativa real al PP».

El portavoz del PSIB ha cuestionado la legitimidad de la gestora para sancionar a los que votaron no a la investidura de Rajoy como presidente y ha dicho que "la legitimidad que tiene esta gestora es la de un comité federal que a última hora los votó y atribuyó de unas funciones que no se ajustan bien a las funciones del partido". «Tenemos una gestora que nos obliga a hablar de reglamentos, de estatutos, de castigos y discrepancias y pensamos que no es el momento de hablar de esto sino de vehicular los procesos que articulan los estatutos para poder forjar un discurso, una alternativa política al PP que es para lo que muchos militamos en este partido, no para apoyar las políticas del PP sino para ser una alternativa», ha insistido Miralles.

Joan Pons, por su parte, Pons, ha señalado que «como dijo Barack Obama, el sol sale cada día, después de la derrota de Hillary Clinton». Asimismo, ha indicado que «es cierto que se ha producido una situación yo diría que extraordinaria y cuestionable». Finalmente, ha afirmado que «lo que sí está claro es que no abandonaremos en ningún caso, ni Sofía Hernanz ni yo, los compromisos que adquirimos con la gente que nos votó».

Robles pide «pasar página»

La juez en excedencia y 'número dos' de la lista del PSOE por Madrid en junio, Margarita Robles, ha pedido por su parte «pasar página» pese a que ella es una de las salvadas por la gestora al mantenerse en la Presidencia de la Comisión de Justicia. «En el PSOE no sobra nada», ha dicho.

En declaraciones en la Cámara Baja, Robles ha subrayado que hay que trabajar «unidos» y «superar» las diferencias para hacer una oposición «seria» y «rigurosa» «A eso es a lo que estar», ha apostillado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios