Entrevista Arrimadas: «Si Puigdemont habla de referéndum es porque no pueden avanzar»

La líder de C's en Cataluña evita catalogar como un fracaso los resultados en Galicia y País Vasco. Además descarta un apoyo a Sánchez: «no veo viabilidad a algo que no quiere ni el propio PSOE»

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos
Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos - IGNACIO GIL

Hace un año Ciudadanos logró convertirse en el principal partido de la oposición en Cataluña. Con Inés Arrimadas al frente la formación obtuvo sus mejores resultados, los únicos que superaron las expectativas que la formación aceptó para medir sus objetivos. Hoy, Arrimadas es mucho más que la líder del partido en Cataluña. Además de denunciar que Puigdemont conduce a Cataluña a nuevas elecciones, trata de poner luz sobre las sombras que han sembrado los resultados en Galicia y País Vasco.

¿La votación de hoy es una escenificación de unidad independentista?

Ni estabilidad ni unidad ha habido durante todos estos meses. Llevamos desde el 27 de septiembre y todo lo que ha sucedido ha sido disputas por traiciones y falta de confianza. Este pacto entre Junts Pel Sí y la CUP ha dado de todo menos estabilidad. Hay un montón de temas en los que no están de acuerdo, y por eso no los sacan. Por eso Cataluña no está hablando de inversiones, no está hablando de nada más que de la independencia. Porque es en lo único en lo que Convergencia, ERC y CUP se pueden poner de acuerdo. Si tuvieran un pacto estable esto no sería necesario. Puigdemont se aferra a lo que pueda porque sabe que con lo que plantea no puede tener más apoyo que de los antisistema de la CUP.

¿Hay personas en el Govern que no comparten esta ruta?

Hay discrepancias fuertes internas. Cuando cruzas una línea tan radical es normal que la gente tenga dudas. Lo que pasa que tenemos al frente a Puigdemont, que es el más forofo de la independencia pues no se visibiliza tanto la duda. Pero existe, no solamente miembros del Govern sino muchos altos cargos de la Administración que en privado te cuestionan la hoja de ruta.

¿El camino es un referéndum y si no se celebra convocar elecciones?

Puigdemont ya ha dicho que el año que viene se acaba su plazo de 18 meses y por tanto lo más probable es que en septiembre haya elecciones. Si ahora empiezan a hablar de referéndum es porque se dan cuenta que no pueden avanzar. Hay declaraciones expresas de miembros del Ejecutivo diciendo que el referéndum no hacía falta hacerlo porque ya se había hecho, el 27 de septiembre y el 9-N. Incluso votaciones en el Parlament de Junts Pel Sí en contra de hacer el referéndum. Cuando ellos hablan de que son los defensores del referéndum, durante muchos meses se han dedicado a negar que eso fuera necesario. Como no pueden avanzar vuelven a la casilla de salida. Lo que sería hacer un referéndum unilateral sería volver al 9-N. Es una consulta que no tiene respaldo institucional, permiso del Gobierno y no tiene garantías. Y por tanto es otra vez 9-N. En la legislatura pasada se perdió un año hablando del 9-N. Y ahora quieren hacernos perder más tiempo.

¿El plan del independentismo son nuevas elecciones?

Es ir otra vez a unas elecciones como el 27 de septiembre. Están volviendo atrás. Es una contradicción. Si ellos reconocen que no han hecho un referéndum, ¿por qué se están gastando millones de euros en estructuras de Estado? Si saben que no tienen mayoría social. Esto tiene los días contados, ellos mismos se han puesto fecha de caducidad. Y es el año que viene. Lo que lamento es que nos están haciendo perder tanto tiempo cuando sabemos que ese camino no tiene salida y cuando muchos de ellos te lo reconocen en privado. Es un gran teatro lo que están haciendo.

Ciudadanos ha pasado de ser resistencia a ser líder de la oposición y se percibe moderación en su discurso. Algunos de sus análisis culpan de la situación tanto al soberanismo como al PP.

Yo siempre he tenido el mismo discurso. Mis formas siempre han sido las mismas. Yo no me considero una persona con unas formas demasiado radicales. Me gusta hacer política con buenas formas y contundencia en el fondo. Cualquiera que vea nuestros discursos no puede dudar ni un ápice de cuál es nuestro posicionamiento. Respecto a lo de culpar a uno y otros, yo lo digo claro: el principal culpable es el Gobierno de la Generalitat. Sin duda. Y no solo de este último, sino de todos los que han venido anteriormente. Pero el inmovilismo del PP no ha ayudado para nada. Su falta de estrategia ha hecho que estemos aquí, pero evidentemente no tienen la misma responsabilidad. La solución tiene que venir de un nuevo Gobierno de la Generalitat que se mueva dentro del marco democrático y que quiera negociar mejor con el Gobierno de España. Pero también un nuevo Gobierno de España que haga política. Sin renunciar claro está a que se apliquen las sentencias de los tribunales, que no hay ni un solo catalán que tenga duda que nosotros apostamos por eso. Pero también hay que hacer política. Hay que venir a Cataluña, dialogar, pero también rebatir determinadas mentiras que dice el Gobierno de la Generalitat y que no se rebaten desde el Gobierno de España. Y también escuchar algunas reivindicaciones legítimas. El Gobierno de la Generalitat no está predispuesto a hacerlo pero tampoco hay una estrategia inteligente por parte del Gobierno de España para dar una salida. Nosotros somos el grupo parlamentario que más propuestas hemos presentado, sobre libros de texto gratuitos, sobre ayudas a los autónomos, mejorar las listas de espera en la Sanidad, mejoras en infraestructuras, hemos incorporado en los acuerdos naionales con PP y PSOE cosas tan fundamentales como el corredor mediterráneo, como un nuevo sistema de financiación. No vamos a renunciar a defender los intereses de los catalanes. Ciudadanos siempre ha estado en el mismo sitio, lo que pasa es que la percepción que algunos tenían de nosotros hace años era muy sesgada, pero siempre hemos sido un partido con vocación de centro, transversal, y que hable de muchas cosas, no solamente de la independencia.

¿Su vocación es ser capaces de atraer a ex votantes de Uniò y Convergencia además del PSC?

No estamos pensando en cuál es el carnet de la gente que nos vota. Nosotros hacemos una política y creemos que esa política puede seducir a gente que se ha quedado huérfana. Huérfanos de votar al PSOE y al PP, porque ha sido un voto que les ha traicionado, gente que ha salido de la abstención y también gente, por supuesto, de la mayoría social que votaba a Convergencia i Uniò y es gente moderada que quiere que se defiendan los intereses de los catalanes sin experimentos. Ahora mismo pueden ver en nosotros una fuerza en Ciudadanos transversal, exigente en Cataluña y con peso fuerte en Madrid. Ciudadanos es un partido de centro. Si defiendes gestión, cumplimiento de la ley y no te gusta ver a la CUP dirigiendo Cataluña puedes encontrar un paraguas político en Ciudadanos, que tiene vocación transversal y que es moderado.

Por su contacto con los partidos catalanes, ¿cree posible de CDC y ERC aparquen temporalmente el derecho a decidir para investir a Sánchez, como dijo Homs?

Después de esas declaraciones de Homs, Puigdemont reiteró que no, que el referéndum era condición sine qua non. ERC y CDC dicen que solo pueden apoyar un Gobierno de España a cambio de un referéndum mientras que nosotros hemos negociado muchísimas mejoras para los catalanes. Mientras para otros su sí solo es a cambio de un referéndum, el nuestro ha sido a cambio de 150 reformas que son buenas para toda España y especialmente para los catalanes. Esa es la diferencia de papel. Hemos dicho que sí a dos investiduras defendiendo reivindicaciones históricas de los catalanes.

Hace justo un año su partido obtuvo el resultado más importante para su partido y el único que superó las expectativas en este nuevo ciclo. Después de eso los resultados de C's en Cataluña en las generales han sido muy malos. ¿Les ha afectado sus pactos?

No se vota en la misma clave, y lo acabamos de ver en el País Vasco. Allí hace un mes ganó Podemos y ahora han quedado terceros. Es así. En determinadas comunidades autónomas el voto es muy diferente en unas autonómias y en unas nacionales. Nuestra situación es mucho mejor en autonómicas que en generales, eso es evidente. Nosotros lo que hacemos a nivel nacional lo hacemos pensando que es lo mejor. Creo que nuestro votante puede entender esas capacidad de pactar con PP y PSOE. Con una situación como la que estamos en Cataluña con seis o siete partidos no creo que sea tan mal resultado, pero seguro que tenemos que hacer autocritica e intentar mejorar.

Tras el 27-S el partido entró en una dinámica positiva. Las generales fueron un baño de realidad. ¿Los resultados del domingo son un fracaso?

El objetivo que teníamos era entrar. En el País Vasco hemos sacado los mismos votos que sacó UpyD, pero la distribución de voto nos ha dejado fuera. Nos hemos quedado a 500 votos de entrar sin salir apenas en los medios públicos de allí y con un discurso muy difícil de defender allí... No creo que sea un fracaso.

Sí, pero la cuestión es si Ciudadanos tiene que medir y asumir sus expectativas comparándose con UPyD, que nunca alcanzó ni su dimensión ni su presencia mediática. Un partido que hablaba en diciembre de ganar las generales no puede tener esas expectativas.

Yo creo que lo de ganar las generales tampoco era una expectativa generalizada. Yo soy realista y me gusta hacer política realista. En la situación en la que estamos hay que ser realista y no podemos decir que no a todo y que el presidente tiene que ser Albert Rivera. Creo que nuestro votante lo entiende. No creo que quedarnos a 500 votos defendiendo lo que defendemos, con un candidato que no era conocido, sin una estructura espectacular... tampoco puede entenderse como un fracaso. Este partido sabe lo que es la perseverancia, sabe lo que es luchar en territorios que no son fáciles. Hay que seguir trabajando. Esto no es un sprint de 100 metros, esto es una maratón. Las cosas muy rápidas normalmente no tienen mucho poso. Nosotros estamos creciendo rápido pero de una manera sensata y moderada. Nosotros vamos solos a las elecciones gallegas y vascas. Podemos si no se hubiera juntado con todas las mareas no sé qué resultado habría sacado. Lo que estamos haciendo es muy difícil, diciendo lo mismo en el País Vasco que en Andalucía. No tiene nada que ver lo que dicen el PP y el PSOE andaluz con lo que dicen el PP y el PSOE vascos, pero nada es nada. Hay que ser realistas y humildes, lo que estamos intentando es necesario pero no es fácil.

Hablamos mucho de la excepción vasca. Pero, ¿Y Galicia?

Tenemos que analizar el resultado. Seguro que hay cosas que podemos mejorar, pero insisto, nuestro objetivo es entrar desde la nada sin juntarnos con otros partidos, con los nacionalistas. Podemos ha renunciado hasta su marca, se ha juntado con todo lo que ha encontrado y tampoco es que haya ganado las elecciones. Seguro que hemos cometido errores, seguro que podemos mejorar. Creo que hay que ser muy humildes en este sentido, pero también hay que explicarle a la gente que mantener un mismo discurso tiene sus dificultades.

¿Esto supone un freno para la expansión nacional?

Seguro que el resultado ha sido un cúmulo de circunstancias, pero yo creo que la principal es que el reto era de por sí muy difícil. Cuando analicemos el resultado seguro que saldrán múltiples factores, y seguro que si la estructura en estos sitios no es la más sólida seguro que ha tenido algo que ver, pero no creo que sea el factor principal.

¿Unas terceras elecciones son letales para Ciudadanos?

Vamos a esperar. Pedro Sánchez puede decir una cosa pero estoy escuchando a otros barones del PSOE decir cosas totalmente contrarias. Pedro Sánchez es tan irresponsable que es capaz de llevar a este país a unas terceras elecciones simplemente por pensar en su silla. Lo que no sé es si en ese partido histórico, que ha sido fundamental para la democracia de este país, no hay voces sensatas que se atrevan a levantar la voz. Todavía se pueden evitar las terceras elecciones. Prudencia además, porque en las segundas elecciones bajamos muy poco en votos, cuando la gente decía que íbamos a desaparecer. El partido que más esfuerzos está haciendo para que España se ponga en marcha es Ciudadanos. Vamos a intentar evitar las terceras elecciones, pero si las hay Ciudadanos tiene mucho que decir.

¿Terceras elecciones o un Gobierno de Sánchez con Podemos?

No veo viabilidad hoy poy hoy a una cosa que no quiere ni el propio PSOE. Un acuerdo con un PSOE moderado con una hoja de reformas eso ya se intentó hacer en la pasada legislatura cuando Rajoy dijo no al Rey. Se intentó construir una alternativa con lo que había. Podemos votó que no. No hay ninguna legitimidad para decir ahora que sí. Y si no sería irresponsable porque nos habría llevado a las segundas elecciones para nada. Y el propio PSOE no está de acuerdo en que se explore la vía de Podemos. Entiendo a los barones del PSOE que dicen que es inviable gobernar con 85 diputados y 44 partidos muchos de ellos nacionalistas. La opción mejor es un Gobierno en minoría controlado desde la oposición. Nos hemos sentado con todos, pero los partidos que están en el no lo que están haciendo es alargando un Gobierno de mayoría absoluta del PP.

¿Es Arrimadas el Errejón de Ciudadanos? ¿Piensa ya en clave nacional?

Ciudadanos no es Podemos ni yo soy Errejón. Desde el centro es mucho más fácil ser transversal. Creo que nosotros tenemos más credibilidad en la transversalidad que Podemos. Estoy centrada en Cataluña. La situacón allí es muy complicada y probablemente el año que viene haya elecciones. Creo que tengo la confianza de mi equipo y estoy centrada en Cataluña. Otra cosa es que yo estoy en la estrategia nacional del partido porque estoy en la Ejecutiva. Necesitamos que lo que está pasando en Cataluña esté presente en la estrategia de cualquier partido nacional. Pero yo personalmente no me planteo otra cosa que seguir en Cataluña.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios