La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría - EFE

Santamaría atiza a Tardà: «¿Tanto cuesta sacrificar a un catalán?»

La vicepresidenta recuerda al portavoz de ERC que la responsabilidad de «cerrar escenarios» recae en su partido

MadridActualizado:

La crisis política catalana ha provocado este miércoles los duelos parlamentarios más tensos de la primera sesión de control del año. Tras el cara a cara entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, han tomado el testigo la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz de ERC, Joan Tardà, al que la primera ha acabado preguntando si «tanto cuesta sacrificar a un catalán, cuando han sacrificado a las empresas catalanas, a sus servicios públicos y a su libertad».

La número dos del Ejecutivo aludía así a la intención declarada por Tardà hace varios días de sacrificar al expresidente catalán, Carles Puigdemont, para poder constituir un nuevo gobierno independentista. «No estamos en los escenarios que se abren, estamos en los escenarios que se cierran y esa responsabilidad es de usted y de los partidos que allí tienen opciones de gobierno», le ha advertido.

«Estuvieron dispuestos a sacrificar a toda Cataluña», ha recordado, después de instarle a elegir a un nuevo presidente de la Generalitat para que «de una vez por todas haya un gobierno efectivo legal y legítimo que pueda preocuparse por Cataluña y no solo por un catalán».

En esta línea ha instado al portavoz de ERC a dejar de engañar a los catalanes con un discurso proindependencia «cuando saben que no es posible». «Tiene un problema: viene a presumir de forataleza del indepentismo y lo primero que debería hacer es tener respeto a los catalanes y decir en público lo que dicen en privado». Según la vicepresidenta, el indepentismo tiene que actuar asumiendo que el incumplimiento de la ley es un escenario «que se ha cerrado para siempre».

Tardà, como es habitual, había intervenido con un tono virulento para pedir a Santamaría que renuncie a seguir la «senda del autoritarismo» y devuelva el autogobierno a Cataluña poniendo fin a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. En línea con la última moción defendida por ERC, Tardà ha reclamado al PP que inicie un «diálogo» bilateral con la Generalitat para resolver los «problemas políticos». «La violencia caduca y la fuerza bruta se desvanece ante la democracia», ha avisado.