Sánchez, reunido con Rajoy en La Moncloa - JAIME GARCÍA

Pedro Sánchez: «El debate del 155 está superado. La respuesta es sí, lo habría»

El líder del PSOE se muestra dispuesto a una nueva respuesta de «naturaleza diferente» al anterior 155 en el que el objetivo no tendría que ser necesariamente una convocatoria inminente de elecciones

MadridActualizado:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha comparecido este martes en Ferraz tras reunirse con el presidente del Gobierno para informar del punto de consenso alcanzado entre ambos para responder a cualquier quiebra de la legalidad por parte del nuevo Govern de la Generalitat de Cataluña.

Sánchez también ha dejado claro que los tiempos en que el PSOE dudaba sobre la aplicación del 155 son cosa del pasado. El líder de la oposición ha insistido de forma clara que habrá activación «ante cualquier intento de quiebra de la legalidad que eventualmente se pueda producir».

El líder del PSOE ha manifestado que «no es 155 o no», porque «ese es un debate ya superado»: «La respuesta es sí. Lo habría. En condicional. El debate es qué artículo 155. Si toma el camino que ha anunciado el señor Torra se aplicará el 155. Con contundencia».

Aunque Sánchez se muestra muy escrupuloso respecto a en qué punto se podría aplicar, del acuerdo entre el Gobierno y el PSOE destaca «el rechazo a cualquier intento de crear estructuras paralelas» al margen de la Constitución y el Estatuto de autonomía de Cataluña: «La idea fundamental es que no hay dos legitimidades hay una. Si decide plantearlas que sepa que se va a encontrar un muro», ha dicho Sánchez.

El líder del PSOE no ha querido anticipar cuál sería el punto de activación del 155, pero sí ha dejado claro que en esta ocasión sería «de naturaleza diferente», porque en el momento en que se planteó «el objetivo era restablecer la legalidad y que los catalanes hablasen» pero que «ahora, en el inicio de la legislatura el sentido de la aplicación sería distinto».

Una parte fundamental del acuerdo es trasladar el mensaje de unidad a Europa. Sánchez, que ha tachado de «xenófobas y supremacistas» las declaraciones de Quim Torra, ha destacado que «es importante darlo a conocer en el extranjero», para que sepan que «los valores europeos no encuentran su reflejo en el pensamiento de Torra».

Apelación a Iglesias, críticas a Rivera

La demanda de «unidad en la respuesta» es columna vertebral del acuerdo entre Sánchez y Rajoy. Y en ese sentido ambos ofrecen «abrirla al resto de fuerzas». En ese sentido el líder del PSOE le ha dicho a Rajoy que debería reunirse también con Pablo Iglesias. «Tiene la responsabilidad de reunirse con un partido que representa a millones de españoles», ha dicho.

Sánchez, que ha asegurado que mantiene abierta la comunicación con todos los líderes políticos, ha pedido a Iglesias que cambie su posición respecto a Cataluña: «Me gustaría que Unidos Podemos abandonase el derecho a la autodeterminación. Si quiere presentarse a las elecciones generales en España no puede poner en duda la integridad territorial».

Con quien Sánchez ha estado muy duro ha sido con Albert Rivera, al que ha criticado por «responder poniendo en cuestión la unidad de los constitucionalistas». Le ha pedido «que estemos a la altura de las circunstancias», acusándole de utilizar Cataluña como «elemento de confrontación territorial» y de «utilizarlo para arañar algunos votos en el resto de España».