Sánchez sigue firme en su apoyo a la aplicación del artículo 155 - OSCAR DEL POZO

Sánchez pone fin a la tregua del 155 y carga contra el «legado de cenizas» de Rajoy

El secretario general del PSOE empieza a abrir su discurso más allá de la crisis catalana para volver a hacer oposición al PP tras el entendimiento para responder al desafío independentista

MadridActualizado:

Pedro Sánchez ha acompañado este sábado a Mariano Rajoy en la respuesta del Estado ante el desafío independentista, hasta el punto de amparar la aplicación del artículo 155. Pero hoy, en su discurso ante el Comité Federal del PSOE, la palabra «desigualdad» se ha pronunciado tantas veces como «Cataluña». El secretario general comienza a abrir su discurso para hacer oposición al Gobierno de Mariano Rajoy.

Sánchez ha denunciado que la gestión de Rajoy desde 2011 ofrece «un legado de cenizas» que ha ejemplificado en cuatro hitos: el rescate bancario, su imagen declarando como testigo por el caso Gürtel, la crisis territorial y la desigualdad económica y social.

El PSOE no se aparta y sigue justificando su apoyo a la aplicación del artículo 155 como un hecho inevitable ante la DUI del independentismo. Pero hoy Sánchez ha mostrado claramente su voluntad de que ese entendimiento con Rajoy debe dejar de ser el eje para devolver al PSOE a la oposición frontal al PP como alternativa de Gobierno.

«Queremos una España radicalmente opuesta al PP», ha señalado esta mañana. Y ha dedicado gran parte de su discurso a cuestiones económicas, denunciando que bajo la gestión de Rajoy «se ha ensanchado la desigualdad» o atacando la «pésima gestión» del fondo de reserva de la Seguridad Social. «¿Qué herencia va a dejar él en Cataluña, en España y en Europa?».

Y de cara a las elecciones ha dejado clara la voluntad de que el PSC se presente intentando abrir un nuevo espacio y no concurriendo ni «desde el frentismo del independentismo» pero también marcando distancia con «el ánimo de revancha de las derechas españolas».

Sánchez ha dedicado buena parte de su intervención ha continuar con su estrategia para erosionar a Podemos por su papel en la crisis catalana. "¿Qué izquierda es esa que justifica haya presos políticos en otros países y se lleva las manos a la cabeza porque haya políticos presos por incumplir la ley?", se ha preguntado el líder del PSOE. Y ha insistido en presentar a Podemos como coaligado al independentismo, tratando de despojar a esa estrategia de cualquier significado progresista: "Triste izquierda la que acompaña al secesionismo de las élites frente a la solidaridad de los pueblos".