España

Romeva inaugura la delegación de Cataluña en Portugal

El consejero de Asuntos Exteriores habla de una oficina «austera», pero está situada en la zona más cara de Lisboa

Raül Romeva (izquierda) junto a Carles Puigdemont (derecha) en Gante
Raül Romeva (izquierda) junto a Carles Puigdemont (derecha) en Gante - EFE
FRANCISCO CHACÓN Lisboa - Actualizado: Guardado en:

Cataluña acaba de inaugurar en Lisboa su octava delegación en el exterior después de haberse asentado en Washington, Londres, París, Berlín, Bruselas, Roma y Viena.

Su puesta de largo contó con la presencia del consejero de Asuntos Exteriores, Raúl Romeva, quien repitió en varias ocasiones la «austeridad» que presidirá la actividad de la sede, ubicada en la Avenida da Liberdade, es decir, la zona más cara de la capital portuguesa. Se trata de un enclave en el corazón financiero de la ciudad, donde se encuentran las oficinas de los principales bancos internacionales, las tiendas de lujo y, por ejemplo, la Embajada de Japón.

La apertura dará paso a una «voz propia» para Cataluña con la intención de «fortalecer las relaciones culturales, económicas y turísticas» con Portugal.

El acto, al que no fue invitado el embajador de España, Juan Manuel de Barandica, se distinguió por la ausencia de cualquier autoridad lusa.

Se da la circunstancia de que Portugal es el cuarto cliente comercial de Cataluña y de que no hay ningún otro país en el mundo con más empresas catalanas.

En cualquier caso, el Ministerio portugués de Exteriores no ha dudado en asegurar: «El único interlocutor del Estado portugués en las relaciones bilaterales con España es el Estado español, representado en Lisboa exclusivamente por la embajada de España».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios