Margarita Robles, hoy en el Congreso - AFP

Robles reivindica el papel de Estado del PSOE para justificar su apoyo al Gobierno

«No podemos aceptar declaraciones unilaterales que excluyen a una parte importante de Cataluña»

MadridActualizado:

Margarita Robles tenía hoy un papel complejo en el Congreso de los Diputados, a rebufo del acuerdo que Pedro Sánchez y Mariano Rajoy han visibilizado respecto a la respuesta a Carles Puigdemont y la apertura de una reforma constitucional. Más si cabe con Podemos a su izquierda azuzándoles y criticando su acuerdo con el Gobierno.

Pero la portavoz del PSOE en el Congreso optó por sacar lustre a la historia de su partido como garante de la Constitución y el Estado de Derecho: «El PSOE ha sido siempre un partido de Estado. Un país que ha sido más grande gracias al PSOE», ha presumido Robles.

Si le ha afeado Robles a Rajoy que esta comparecencia se hubiera producido antes-«nos hubiera gustado que fuera el 2 de octubre»- y también le ha echado en cara que no haya hecho ninguna autocrítica y le ha acusado de «no haber entendido la política catalana muchas veces». Robles ha reivindicado que sguirán comportándose «como partido de Estado» y ha reforzado la posición del PSOE: «No podemos aceptar declaraciones unilaterales que excluyen a una parte importante de Cataluña». Algo que ha definido como la esencia de su partido: «Los socialistas volvemos a nuestra historia».

Con el recuerdo y el «respeto de esa Transición de la que tan orgulloso nos sentimos» ha querido poner en valor el acuerdo entre Sánchez y Rajoy y que la comisión de estudio del modelo autonómico que «culmine con un estudio y riguroso de una reforma constitucional».