La presidenta del Congreso, Ana Pastor, y la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, en una imagen reciente
La presidenta del Congreso, Ana Pastor, y la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, en una imagen reciente - Óscar del Pozo

Robles aprieta a Pastor para que ponga en marcha la elección del presidente y consejeros de RTVE

La portavoz socialista envía un escrito a la presidenta del Congreso recordando que la selección será por concurso público

MadridActualizado:

La elección del presidente y consejeros de RTVE vuelve a ser objeto de debate político. La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha enviado un escrito a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, para pedirle la puesta en marcha del concurso público que acabará seleccionando al nuevo consejo de administración de la corporación.

Robles hace uso de un tono muy cortés pero recuerda a Pastor que el pasado 30 de septiembre entró en vigor la reforma de la Ley de RTVE que establece que en los tres meses siguientes las Cortes deben aprobar la normativa por la que se regirá el concurso, y que -consumido la mitad del plazo- su grupo «no tiene constancia de que se haya realizado ningún avance en este sentido».

Abundando en esta línea, subraya que para que la renovación del consejo se haga «efectiva», es «preciso que por parte de las Mesas del Congreso y Senado se lleve a cabo la oportuna regulación mediante la modificación de la normativa vigente o la aprobación de una nueva resolución».

Por ello, la portavoz socialista solicita a la presidenta del Congreso el calendario previsto para aprobar la nueva normativa, destacando que el nuevo modo de selección permitirá recuperar la independencia de la corporación y el pluralismo en la elección parlamentaria de sus órganos. El proceso para la renovación del consejo de RTVE prevé un concurso público con la participación de un comité de expertos designados por los grupos parlamentarios.

El acuerdo político volverá a ser necesario ya que el presidente y los consejeros tendrán que lograr el apoyo de al menos dos tercios (seis consejeros por el Congreso y cuatro por el Senado) de ambas Cámaras en primera votación. Si no se alcanza este apoyo, se convocará una segunda votación en la que la propuesta requerirá mayoría absoluta y el apoyo de la mitad de los grupos parlamentarios.