España

Rivera ofrecerá a Sánchez una mesa a tres con el PP «si tengo ocasión de hablar con él»

Espera que De Guindos se explique, le da igual si en pleno o en comisión; lo importante es «que el PP no puede ya hacer lo que le da la gana»

Albert Rivera, en el inicio de campaña en el País Vasco
Albert Rivera, en el inicio de campaña en el País Vasco - EFE

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, no está preocupado por el «parón» de la ronda de consultas de Pedro Sánchez, que aún no le ha llamado; lo entiende porque el socialista «sabe que nosotros no estamos para batiburrillos, ni gobiernos imposibles e inviables. Estamos para desatascar esto, pero no a cualquier precio». Por eso, prefiere, una «mesa a tres con el PSOE y el PP», lo que le transmitirá al secretario general del PSOE «si tengo ocasión de hablar con él».

El objetivo del líder de la formación naranja es «que PP y PSOE se sienten en la mesa» junto con él, y en cuanto a las exigencias socialistas de que los populares cambien de líder, Rivera no quiso entrar porque cree que eso deberán negociarlo entre ellos. Sí le preocupa el aparente acercamiento del líder de los socialistas con los independentistas -tras reunirse el jueves con el convergente Francesc Homs durante una hora-; «si quieres gobernar España con los que la quieren romper, no estás dando una salida sino que estás yendo con quienes son parte del problema».

Respecto a la posibilidad de un gobierno de 85 escaños, le parece «inviable; esa posibilidad no la contemplamos», aunque también ha recordado que el PSOE no lo ha propuesto y está «jugando a hacer rondas» con otros partidos.

La minoría del PP en la Mesa del Congreso va a permitir «por fin» la separación de poderes entre Ejecutivo y Legislativo, ha asegurado Albert Rivera, que ha defendido que «si tuviéramos mayoría absoluta del PP, Guindos no tendría que venir al Parlamento». No le importa al líder de la formación naranja que el ministro de Economía ofrezca las explicaciones en el pleno o en la comisión correspondiente del Parlamento, porque cree que lo importante es «que de explicaciones» y que «el PP no intente bloquearlo». A su juicio, es importante que «el PP ya no puede hacer lo que le da la gana».

Albert Rivera, entrevistado esta mañana por Carlos Alsina en Onda Cero, ha valorado la última encuesta del CIS, asegurando que era «optimista» con respecto a la posibilidad de conseguir diputados regionales en varias de las provincias gallegas y vascas. Incluso ha apuntado la posibilidad de que su partido sea la «llave» para el gobierno gallego, en el caso de que el PP no obtenga la mayoría absoluta.

De hecho, Rivera considera «sano para la democracia» que su partido pueda poner «deberes» al presidente Núñez Feijóo, como lo ha sido, ha dicho, en la Comunidad de Madrid, donde el PP de Cristina Cifuentes gobierna gracias al acuerdo de investidura con Ciudadanos. Rivera ha defendido ese papel centrado en el que la oposición controla y vigila, pero no tiene que decir siempre que «no» al Gobierno.

La minoría del PP en la Mesa del Congreso va a permitir «por fin» la separación de poderes entre Ejecutivo y Legislativo, como se ha visto este jueves con la exigencia de todos los partidos al PP de un pleno urgente para que Guindos explique el caso Soria. «Estamos cambiando un país, para que no sea ni rojo ni azul», ha afirmado.

Sánchez y Rivera, en la firma del acuerdo para la investidura del primero, en marzo de 2016
Sánchez y Rivera, en la firma del acuerdo para la investidura del primero, en marzo de 2016- EFE

El líder de la formación naranja defiende sus pactos con PSOE y PP porque cree que, sin moverse de su posición, «hemos movido a la vieja derecha y a la vieja izquierda hacia el centro». Considera que su postura no desconcierta a los ciudadanos, sino que es «el bloqueo lo que los desconcierta». Destacó las cien reformas comunes en los acuerdos suscritos con PSOE y PP. El único partido que se ha sentado a dialogar, pidiendo medidas y no sillones, es criticado -se duele- precisamente por eso.

Ha defendido la necesidad de negociar porque hay «dos partidos que nos han hecho creer que esto es como ser del Barça o del Madrid, y no es eso». Ciudadanos ha tenido que jugar un papel «pese a ser cuarta fuerza política», y esta decisión ha permitido esas cien medidas en las que coincidieron con PP y con PSOE.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios