España

Rivera intentará que CDC no condicione los Presupuestos y busca sumar al PSOE

C's no cree que deba ser una condición para el PSOE que apruebe las cuentas, pero espera que los socialistas al menos accedan a negociar. La interlocución con los socialistas es buena, pero se lamenta la salida de Sevilla como asesor

Albert Rivera tras la rueda de prensa tras la Ejecutiva nacional - EFE

Ciudadanos intentará que la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado no dependa de los votos del PNV y especialmente de los diputados de la antigua Convergencia. Ayer, el presidente del partido, Albert Rivera, aseguró que sus 32 diputados «van a ser un factor de estabilidad» durante la legislatura mientras que el PP asuma el acuerdo de 150 medidas suscrito con Ciudadanos como «hoja de ruta».

Rivera sigue descartando un acuerdo de legislatura con Rajoy, que dote de más certidumbre, pero sigue comprometiéndose con las cuestiones prioritarias y urgentes para el país.Esa estabilidad empezará con la negociación de los presupuestos. Aunque Rivera sostiene que no ha habido más contactos con el PP para avanzar en esta negociación. Sí pidió a los socialistas que se impliquen en esta cuestión. «Esa tramitación merece la abstención de otros grupos parlamentarios. Puede haber la necesidad de que el PSOE pueda desbloquear esa situación».

Y es que Rivera no quiere que esa tarea recaiga en el PNV o CDC, al margen de poder ponerse de acuerdo en cuestiones económicas puntuales: «La gobernabilidad no puede recaer en quienes defienden un referéndum de independencia».

En conversación con ABC, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, insiste en que esta petición «no debe ser una condición» que imponer al PSOE para que se abstenga en la investidura pero que «estaríamos mucho más tranquilo si el PSOE estuviera dispuesto a sentarse con seriedad a enmenedar los presupuestos». Recuerda que Pedro Sánchez anunció su oposición a los mismas «sin conocer su contenido».

La interlocución entre PSOE y Ciudadanos es positiva desde el pacto que suscribieron en febrero. En el partido están satisfechos con la permanencia de Antonio Hernando como portavoz socialista, muy bien valorado entre los diputados naranjas. Por contra, muestran preocupación por la decisión de Jordi Sevilla de dejar de asesor al partido en materia económica. Tanto Luis Garicano como Toni Roldán habían alcanzado buena relación con él.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios