Rivera, hoy en el Congreso
Rivera, hoy en el Congreso - EFE

Rivera demanda su espacio en el acuerdo entre Sánchez y Rajoy

Celebra que el Gobierno «rectifique» y active el 155 y celebra que se abra la puerta para la reforma constitucional: «Me alegro mucho que PSOE y PP, que nunca quiso, se pongan de acuerdo en reformar la Constitución».

MadridActualizado:

Albert Rivera busca su espacio tras la consecución de un entendimiento entre el PSOE y el Gobierno, que visibiliza a su partido en un segundo plano. Pero en esencia Ciudadanos ve sus planteamientos reforzados, una vez se ha dado el primer paso para aplicar el artículo 155 y se ha abierto la probabilidad de la reforma constitucional. Ambas cuestiones que defiende su partido.

El presidente de Ciudadanos ha interpelado a Rajoy a ir más allá y a que la aplicación del 155 sea efectiva y se concrete en una convocatoria electoral en Cataluña. Advirtiéndole que Puigdemont no contestará a su requerimiento anunciando que renuncia a su proyecto independentista: «No confundamos deseos con la realidad», ha dicho.

Rivera ha elogiado la movilización del pasado domingo en Barcelona en el que «la Cataluña silenciada dijo basta», y en primera instancia ha celebrado que el Gobierno haya dado el primer paso para la aplicación del 155, reivindicando que su formación lleva días demandándolo: «Celebro que el gobierno haya recapacitado y haya tomado una decisión» y ha defendido que no tiene ningún complejo en defender «aplicar nuestra Constitución». Y ha reivindicado que se desarrolle para convocar elecciones en Cataluña.

También ha querido hacerse un hueco en el acuerdo de los dos grandes partidos para hablar de la reforma constitucional para reivindicar su pedigrí en la materia: «Me alegro mucho que PSOE y PP, que nunca quiso, se pongan de acuerdo en reformar la Constitución».

Pero Rivera ha seguido insistiendo en el cambio de interlocutores para poder abrir ese debate, aunque ha defendido que es el marco correcto y «no para pastelear al margen de la constitución ni para pedir mediadores internacionales». En varias ocasiones ha rechazado la opción de la mediación internacional que reclaman los independentistas: «Seríamos imprudentes si fiásemos a una mesa oscuara, a un mediador internacional lo que corresponde a esta cámara y al pueblo español».