España

Rivera asume el fracaso en Galicia y País Vasco y cree que el bloqueo se agrava con el Congreso del PSOE

El líder de Ciudadanos reconoce que «no es un buen resultado» y que ha quedado constatado que no hay alternativa

Albert Rivera y Juan Carlos Girauta - EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asumido esta mañana como un fracaso los resultados de su partido en Galicia y País Vasco. Aunque sus palabras no han sido tan contundentes sí ha reconocido que «no es un buen resultado» y asume que el objetivo de «cerrar un ciclo de éxito» entrando en ambos parlamentos «no ha podido ser»

«No hemos cumplido nuestros objetivos. No es un buen resultado», ha señalado Rivera al término de la Ejecutiva nacional de su partido. Aunque la autocrítica ha querido tener un punto de justificación: «Galicia y País Vasco son territorios complicados. Era la primera vez que nos presentábamos, sin coaliciones, sin suma de marcas».

No obstante, y pese al freno a la misma, Rivera ha querido poner en valor su crecimiento en el conjunto del país: «La implantación nacional se ha hecho en un año y medio. Es muy rápida y muy exitosa. En estas dos CCAA no hemos tenido la fuerza».

Ya en clave política general, Rivera ha pedido al PSOE que «al margen de todo el debate interno, que respetamos, les pedimos que piensen en España, en el desbloqueo de este país, que se sienten a negociar». Y ha alertado del riesgo para la confianza de los ciudadanos en la política: «¿De qué sirve que tengamos partidos políticos si los partidos no son útiles para los ciudadanos?».

Pero en Ciudadanos no son especialmente optimistas respecto a que la situación pueda solventarse tras la decisión de Sánchez de plantear un Congreso en el PSOE: «El hecho de que Sánchez anuncie eso nos pone más cerca del bloqueo institucional que de la solución. Las fechas no nos ponen cerca del desbloqueo, sino parece que más bien de lo contrario».

Aunque todo apunta a que unas terceras elecciones le vendrían muy mal a su partido, Rivera ha reiterado que no ve más opciones que un Gobierno del PP: «No creemos en una alternativa. El señor Sánchez ni se ha postulado de candidato», y se ha amparado en la división interna de los socialistas: «Tengo que entender que el PSOE tendría que tener un aposición conjunta. ¿Lo que dice en Andalucía, Aragón,… donde gobierna, vale de algo o es papel mojado?». Y en cierta forma ha pedido también a los críticos que actúen con unanimidad: «He leído tuits pidiendo directamente la dimisión, otros que tiene que desbloquear. La guerra interna no define su posición».

Rivera ha vuelto a ofrecer a Sánchez tejer una alianza en la oposición para, a partir de los acuerdos firmados por Ciudadanos con PP y PSOE, ser capaces de ir más allá en algunas reformas. «Hay 100 reformas que Pedro Sánchez firmó de su puño y letra conmigo. Me parece que esas reformas pueden ser una buena base». Y les ha pedido colaboración: «Si quisieran sentarse en la mesa, nos podemos comprometer a poner en marcha todas esas reformas. Ser un aliado. Si el PSOE estuviera dispuesto a sentarse en la mesa y quisiera que los escaños de Cs se comprometieran a hacer las reformas, lo haríamos. De momento, es ciencia ficción».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios