Albert Rivera, presidente de Ciudadanos - JAIME GARCÍA

Rivera exige endurecer el 155 y mantenerlo con el nuevo gobierno catalán

El líder de Cs pide a Rajoy que aclare su oferta de diálogo y le advierte que no puede ser «para conceder más privilegios ni mirar hacia otro lado en el incumplimiento de la ley»

MadridActualizado:

Tras intentar escenificar ayer su ruptura con el Gobierno por la cuestión catalana, Albert Rivera no solo no da marcha atrás pese a las críticas generalizadas del resto de partidos y la opinión generalizada de que eleva el tono contra Mariano Rajoy espoleado por las encuestas, sino que ha ido más allá y ha exigido endurecer el acuerdo aprobado sobre el artículo 155 para que puede mantenerse vigente después de que se constituya el nuevo gobierno catalán.

En una entrevista en Telecinco este jueves, Rivera ha defendido que «aunque haya Gobierno no se puede levantar el 155 si no se garantiza la Constitución. Este Gobierno, por su supervivencia, quiere salir corriendo de allí».

En los pasillos del Congreso, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha sido más explícito y ha advertido que la cuestión es que la deriva separatista no siga adelante y que para ello el discurso de investidura del nuevo presidente catalán debe asumir «el mandato de la ley y de la Constitución», priorizando sobre las cuestiones importantes como la sanidad pública, el empleo, la justicia o la educación.

Si en ese discurso se prioriza la implementación de la república catalana, «no se habrá solventado nada y el Gobierno tendrá que seguir actuando. No puede hacer dejación porque haya pactado con los nacionalistas vascos que el 155 se acaba 155 antes de votar los Presupuestos», advirtió.

Para Villegas el Ejecutivo de Rajoy debe «actuar como debe» y cumplir «su función» que, a su juicio, no es otra que lograr que «los que quieren romper España no tengan todo en su mano para volver a hacerlo». Además, y aunque ayer Rivera dejó los Presupuestos al margen de esta cuestión, el número dos de Ciudadanos ha advertido de que «el intento de romper España está por encima de los Presupuestos».

Rivera también ha argumentado que Ciudadanos apoyó la investidura de Rajoy y que es el único político que ha apoyado a un presidente de un partido distinto al suyo, pero que «lo que no puedo apoyar que nos metan goles con las facturas falsas».

El líder de Ciudadanos ha planteado que «con la lealtad de haber pactado» lo que le pide a Rajoy es «que no levante el pie del acelerador». Y ha afeado al presidente del Gobierno que haya dejado de consultarle y comunicarle los pasos a seguir respecto a Cataluña, revelando que «desde hace 4 meses» no hablan al respecto.

Una actitud que ha atribuido a los resultados de las elecciones en Cataluña y a las encuestas. Ha acusado a Rajoy de meterse «en el búnker», de «confundir la crisis del PP con España» y de «pánico escénico en el PP». Y ha vuelto a poner sobre la mesa su mensaje de ayer: «Voy a dejar de apoyarle si no aplica la Constitución».

Rivera entiende que esta actitud de Rajoy tiene que ver «clarísimamente» con exigencias del PNV. Y también ha dicho que se imagina que el Gobierno estará hablando con ERC porque lo que quieren es «salir corriendo de allí». A lo que ha contrapuesto que él quiere que haya gobierno en Cataluña pero «no a cualquier precio».

Tras conocer las declaraciones de Rajoy respecto a dialogar con Cataluña tras la formación de un nuevo Govern, Rivera ha pedido que aclare en qué consiste ese «proceso de diálogo». Y ha advertido que ese diálogo sólo puede ser «para lo mismo que con el resto de autonomías», pero no para conceder más privilegios «ni mirar hacia otro lado en incumplimiento de la ley».

Villegas ha criticado también con dureza que el presidente del Gobierno negara en sede parlamentaria la malversación de fondos públicos por parte de la Generalitat «por querer tapar que les habían engañado y tomado el pelo. La prueba es que el juez tuvo que requerir al ministro por esas declaraciones». Para el número dos de Ciudadanos está «fuera de duda la mala actuación del Ejecutivo» dado que considera probado que «no ha sabido controlar las cuentas y ha seguido el juego dando bazas a los nacionalistas».

«Estamos criticando lo que ha hecho mal el Gobierno. En lo que ha fallado el Gobierno es en la malversación de fondos y en la educación»