Los Reyes, momentos antes del almuerzo ofrecido en honor del príncipe heredero de Arabia Saudí - EFE / Vídeo: Felipe VI recibe en Zarzuela al príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman

Los Reyes, medio Gobierno y grandes empresarios en el almuerzo con el Príncipe saudí

El menú, de Paco Roncero, se adaptó a los invitados musulmanes, y los comensales que quisieron tomaron vino

MadridActualizado:

Con veinte minutos de retraso sobre el horario previsto, los Reyes han ofrecido este jueves un almuerzo en el Palacio Real en honor del Príncipe Mohamed bin Salman de Arabia Saudí. El retraso se ha debido a la demora que el Heredero saudí había ido acumulando a lo largo de la mañana, después de que empezara ya su primera cita con demora. El primer acto que tenía programado el Príncipe Mohamed en Madrid era un encuentro con Don Felipe en el Palacio de La Zarzuela a las once y media de la mañana, pero el Heredero llegó media hora tarde a su cita con su anfitrión.

Tras reunirse con el Rey, el Heredero, que también es ministro de Defensa, mantuvo un encuentro con María Dolores de Cospedal, y posteriormente se trasladó al Palacio Real, donde estaba citado a las dos de la tarde, pero llegó veinte minutos después. En el Alcázar le esperaban los Reyes, las altas autoridades del Estado y siete ministros, así como los primeros espadas del empresariado español. En total, cerca de doscientos invitados.

Todos ellos pasaron a saludar a Don Felipe, a Doña Letizia y al Príncipe Mohamed. El «besamanos» se celebró en la saleta Teniers, y el almuerzo se sirvió en el salón de Columnas, donde se instalaron varias mesas redondas, ya que el comedor de gala está reservado para jefes de Estado, y el invitado todavía no lo es. Durante el saludo, llamó la atención que los invitados árabes no estrechaban la mano del Príncipe saudí, de manera que sólo saludaron a Don Felipe y Doña Letizia.

El menú, adaptado a los invitados musulmanes, lo elaboró el chef Paco Roncero, a base de alcachofas con boletos y pistachos, cordero con puré de limón y verduras y, de postre, chocolate en texturas. Y quien deseó tomar vino durante el almuerzo lo pudo hacer de la forma habitual. En esta ocasión ni el Rey ni el invitado pronunciaron los tradicionales discursos en los brindis, ya que no es costumbre entre los mandatarios árabes.

Entre las autoridades, estaban el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su esposa; los presidentes del Congreso, del Senado y del Tribunal Constitucional; la vicepresidenta del Gobierno, los ministros de Exteriores, Defensa, Interior, Hacienda, Fomento y Energía; la alcaldesa de Madrid y el jefe del Estado Mayor de la Defensa. También acudió el director del CNI, Felix Sanz Roldán, y la portavoz del grupo socialista en el Congreso, Margarita Robles.

Entre los empresarios, acudieron el vicepresidente de la CEOE, Joaquin Gay de Montellá; el presidente del Consorcio AVE-La Meca, Jorge Segrelles; Ester Alcocer, de FCC; Esteban García, de Navantia; Fernando Abril Martorell, de Indra; Fernando Alonso, de Airbus España; José Lladó, de Técnicas Reunidas; José Luis Manzanares, de Ayesa; Manuel Manrique, de Sacyr, y el director de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet.

También asistieron el embajador y los ex embajadores de España en Arabia Saudí, los presidentes de las Reales Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, José Elgueró, y de Farmacia, Mariano Esteban; el director del Museo Naval, Fernando Zumalacárregui; el imán de la Mezquita de Tetuán, Riay Tatary; el productor de cine Andrés Vicente Gómez, el músico Luis Delgado, el guitarrista Francisco Peña y el fotógrafo Fernando Manso.