Manuela Carmena y Pedro Sánchez, en diciembre del pasado año durante el 40 aniversario de la Constitución
Manuela Carmena y Pedro Sánchez, en diciembre del pasado año durante el 40 aniversario de la Constitución - ÓSCAR DEL POZO

La repetición de Carmena planea sobre la candidatura socialista

Ferraz controlará este cartel, y el nombre que más suena es el de Beatriz Corredor

MadridActualizado:

La falta de confirmación oficial respecto a si la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, va a optar o no a la reelección condiciona la candidatura de los socialistas a la alcaldía de la capital de España. El PSOE sufrió un durísimo batacazo en 2015, al quedar relegado a la tercera posición con el 15% de los votos. Los socialistas no ganan unas elecciones municipales en la capital de España desde 1987. Desde 2003, la última vez que ganaron unas municipales en España, aunque no lo hicieron en Madrid, las candidaturas del PSOE en la capital de España han perdido 375.862 votos.

Desde que Juan Barranco concurriese por última vez como cabeza de cartel en 1995 el PSOE no ha tenido continuidad. Ninguno de los experimentos auspiciados desde Ferraz (o desde la Moncloa) ha resultado. Fernando Morán, Trinidad Jiménez, Miguel Sebastián, Jaime Lissavetzky y Antonio Miguel Carmona llevan cogiendo el relevo de la candidatura a la capital desde 1999. Y todos han fracasado.

Ferraz va a controlar sin atisbo de dudas esta candidatura. Y desde la dirección ya se traslada que se buscará «un perfil potente, para ganar», cortando de raíz las posibilidades que se habían deslizado desde la federación madrileña, que apostaba por un perfil joven, orientado a compartir gobierno con Carmena y pensando más en 2023.

Después de que los nombres de la exministra Cristina Narbona y de la portavoz en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, fueran descartados a instancias de ellas mismas, todas las miradas están puestas en la exministra de Vivienda, Beatriz Corredor, a quien Pedro Sánchez ha integrado en la dirección federal tras su retorno a Ferraz.

Sánchez quiere a una mujer

Sánchez ya ha dejado claro que quiere que una mujer lidere la candidatura, un condicionante que nadie va a cuestionar en público pero que no todo el mundo comparte. Ferraz no quiere confirmar nada al respecto, pero se da aire a la opción de Corredor, y, al contrario que Narbona o Robles, ella ha evitado rechazar esa posibilidad. Aunque en el seno de los socialistas madrileños existen dudas respecto a si su condición de exministra es suficiente para etiquetarla como una candidata diferencial. No obstante, la dirección de José Manuel Franco sabe que no tiene mucho margen de maniobra en esta candidatura. Todos en el PSOE son conscientes de que con Carmena enfrente las opciones de éxito se reducen, más aún cuando Ciudadanos presenta con Begoña Villacís a uno de sus mejores activos.

El líder regional madrileño ha contado a todo el que ha querido escucharle que considera que Ángel Gabilondo sería el mejor candidato para el ayuntamiento, y que habría que apostar sin duda por él en el caso de que Carmena no repita. Aunque esto último no es lo más probable. Ferraz, en cualquier caso, ha dejado clara su preferencia porque Gabilondo repita como candidato a la Comunidad de Madrid, más ahora que el caso Cifuentes lo ha colocado como aspirante a la presidencia vía moción de censura.