El policía agredido en Córdoba
El policía agredido en Córdoba - ABC

Reconoce a un policía de paisano y le apalea junto a su madre: «Empezó a darme puñetazos como una fiera»

El agente tuvo que ser ingresado en la UCI y precisó de 10 grapas en la cabeza

CÓRDOBAActualizado:

Tres personas de la misma familia han sido detenidas en Córdoba como presuntas autoras de una brutal agresión a un agente de la Policía Nacional que tuvo lugar en la madrugada del domingo en la capital. El policía, de 40 años que iba de paisano, caminaba por la calle en dirección a su coche en las inmediaciones de su casa cuando fue reconocido por los agresores, pertenecientes a una misma familia, según ha denunciado la Unión Federal de Policía (UFP). Los atacantes ya han pasado a disposición judicial por un delito de atentado contra agente de la autoridad.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 2.00 de la madrugada en el barrio de Arroyo del Moro de la capital cordobesa. Un individuo con el que había tenido «algún incidente años atrás», según explicó ayer el propio policía a Efe, vecino también de la zona, comenzó a insultarlo. «Me llamó hijo de puta, eres un mierda y yo me quedé muy sorprendido», contó el agente. Al preguntarle por qué le insultaba le dio un puñetazo en el ojo. El policía trató de repeler la agresión, logró zafarse y reducir a su agresor para a continuación alertar de lo sucedido al servicio de emergencias. Sin embargo, «mientras intentaba solicitar ayuda telefónica aparecieron otras personas de la misma familia», según el sindicato. «Se me vino encima la hermana y empezó a darme puñetazos como una fiera».

Al intentar defenderse de los dos, «apareció la madre de ambos con un palo, con el que me golpeó en la cabeza hasta quedar casi inconsciente». Este golpe le produjo un grave corte que dejó al policía conmocionado y desorientado, lo que dio pie a que los ahora detenidos continuaran agrediéndole sin que pudiera defenderse, según el relato que difunde la Unión Federal de Policía.

La intervención de un compañero del agente, que también se encontraba fuera de servicio y por los alrededores, evitó que el suceso fuera a mayores. No obstante, el policía agredido tuvo que ser ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital San Juan de Dios de Córdoba debido a la gravedad de las lesiones producidas. Según ha podido saber ABC, ha tenido que recibir diez puntos en la cabeza y presenta numerosas contusiones, pero ya ha recibido el alta hospitalaria.

Indignación sindical

Sindicatos como la Unión Federal de Policía o la UGT han puesto el grito en el cielo por lo sucedido e instan a las autoridades públicas a tomar medidas para evitar las agresiones contra agentes de la autoridad, que, señalan, se están viendo incrementadas en los últimos meses. Desde UGT afirmaron que «resulta inadmisible que un agente tenga que vivir con miedo a ser asaltado por el mero hecho de cumplir con su obligación en el desempeño de su actividad».

El sindicato condena esta acción violenta que, una vez más, «viene a demostrar la complicada situación que viven en muchas ocasiones los agentes de los Cuerpos de Seguridad».