Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se reúnen en La Moncloa - Foto: JAIME GARCÍA | Vídeo: ATLAS

Rajoy y Sánchez refuerzan su «acuerdo político» ante el discurso «frentista y xenófobo» de Torra

El presidente del Gobierno recibe en La Moncloa al líder del PSOE en una reunión que duró unos 50 minutos

Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reforzado este martes el pacto constitucional, en defensa de la unidad de España y la ley, con el principal partido de la oposición, el PSOE, a la espera de que Ciudadanos rectifique y vuelva al consenso para hacer frente a los independentistas.

Rajoy quiere recomponer la imagen de unidad con varios mensajes y advertencias tras la investidura de Torra y su discurso de ruptura. Por un lado se ha comprometido a seguir dando una respuesta proporcional y pactada ante cada desafío separatista. Además, avisa de la vigilancia permanente que se hará desde Moncloa. Y promete una respuesta firme y serena.

En esta primera reunión, a la espera de la que mantenga con Rivera el jueves, Rajoy no ha hablado de poner en marcha otro 155 de forma inmediata. Pedro Sánchez ha llegado al Palacio de la Moncloa pasadas las 9.30 horas de la mañana y minutos antes de las 10.30 ya estaba de vuelta en su despacho de la calle Ferraz. Ha sido, pues, una reunión corta.

Antes de comparecer en rueda de prensa, el líder del PSOE ha dejado una primera valoración a través de Twitter. Ha vuelto a dejar claro la voluntad de los socialistas de volver a aplicar el 155: «El PSOE siempre estará en la defensa de la legalidad constitucional».

El presidente del Gobierno apeló ayer en Segovia a la mesura y pidió menos ansiedad. Un mensaje que iba dirigido a Rivera, partidario de otro 155 inmediato. Rajoy no descarta en absoluto que vuelva a aprobarse esa medida excepcional más adelante. Pero el Gobierno señala que antes hay otras medidas, como los recursos ante el TC.

El PSOE y el Gobierno han emitido un comunicado conjunto en la que informan de que sus dos líderes «han acordado en su reunión de esta mañana reforzar su acuerdo político para la defensa del orden constitucional en España y también ante nuestros socios europeos».

El comunicado hace también hincapié en la importancia de preservar esta unidad de cara a los socios europeos. Ferraz y el Gobierno expresan que «dada la situación creada con la investidura del nuevo president de la Generalitat, su discurso político frentista y el carácter xenófobo de sus manifestaciones públicas, el Gobierno, el Partido Popular y el Partido Socialista se han comprometido a ofrecer una respuesta pactada y proporcional en la defensa de la legalidad constitucional y estatutaria frente a cualquier eventual desafío».

Ambos rechazan «cualquier intento de poner en marcha estructuras políticas distintas a las únicas válidas, que son aquellas contempladas en la Constitución y el Estatuto de autonomía de Cataluña».

El acuerdo entre Gobierno y el PSOE han acordado que se mantenga la supervisión de Hacienda sobre las cuentas catalanas, que era previo al 155, «para garantizar que se destinen al cumplimiento de los fines de interés general para el que están previstos».