Rajoy, en el Parque de la Memoria - ABC

Rajoy y Macri se alían frente a los populismos «trasnochados»

El presidente visitó el Parque de la Memoria, dedicado a las víctimas de crímenes de Estado

BUENOS AIRESActualizado:

«Superá los obstáculos» (sic). Este lema, impreso en el camino, parecía esperar a Rajoy, que justo cuando pasó por ahí en una de sus caminatas matutinas por Buenos Aires quiso fotografiarse con estas palabras a sus pies. No le faltan obstáculos al presidente, que en su visita oficial a Argentina ha querido centrarse exclusivamente en estrechar las relaciones con este país hermano y proponer una alianza que se haga visible en los foros internacionales. El reencuentro de España y Argentina va mucho más allá de la búsqueda mutua de inversiones.

Rajoy abrió su segunda jornada en Buenas Aires con una Conferencia organizada por el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales y la Fundación Libertad. El presidente lanzó una advertencia sobre riesgos globales como el populismo y el nacionalismo, y compartió la idea de Macri de poner las necesidades de la gente en primer plano: «Es muy oportuno en tiempos como los nuestros, en los que algunos parecen empeñados en anteponer ideas populistas trasnochadas y mitos nacionalistas frente a las necesidades reales de la gente».

Macri quiso estar presente en la conferencia de Rajoy. La sintonía personal ha sido palpable durante el viaje. Allí, el presidente del Gobierno se declaró decidido a intensificar las relaciones de España con Iberoamérica, que está en una fase de cambios internos y en su relación con el resto del mundo. Rajoy subrayó el «renovado prestigio de España» en la región, algo que atribuyó al crecimiento económico de los últimos años. «España ha vuelto a ocupar el lugar que le corresponde en el mundo y a ser vista por él como un actor internacional relevante y confiable».

Minutos antes de que Rajoy pronunciase su conferencia, recibió el título de Huésped Ilustre de la ciudad de Buenos Aires. En la espera mantuvo una breve reunión con Mauricio Macri, Adalberto Rodríguez Giavarini (CARI) y Gerardo Bongiavoni, titular de la Fundación Libertad y artífice de las últimas visitas de Mario Vargas Llosa a Argentina.

Quién es quién

El quién es quién de Argentina estaba retratado en un auditorio colmado de ex ministros como Gustavo Beliz, Guillermo Nielsen, pieza clave en el canje de deuda argentina tras el «crack» del 2001, el titular del Banco Provincia de Buenos Aires, Juan Curutchet o Santiago Soldati, empresario y amigo personal del Rey Juan Carlos.

La siguiente etapa de Rajoy pasó por el Parque de la Memoria, dedicado a las víctimas de los crímenes de Estado durante los años de la dictadura. El presidente firmó en el libro de honor: «Mi testimonio de admiración y mi reconocimiento a todos los que dieron su vida por la libertad y los derechos de todos». Un espontáneo le preguntó si abriría un parque similar en España sobre las víctimas del franquismo, y otro le respondió a gritos que qué pasaba con las del comunismo. Antes de regresar a España, Rajoy se reunió con el presidente de la Cámara de Diputados, que ofreció un almuerzo en su honor.

Balance satisfactorio

El balance de esta primera visita oficial de un presidente español a Argentina desde 2007 fue satisfactorio en todos los ámbitos. En el comercial y de inversiones, terreno que mas se esfuerza en abonar Macri, sirvió para empedrar el puente hacía las grandes inversiones españolas aunque el ritmo vendrá condicionado por algunos factores. «Los créditos con una inflación de dos dígitos están por las nubes. El Gobierno está en el rumbo correcto pero, para las grandes apuestas, hay que esperar a que baje a un dígito. De momento, la lluvia de inversiones -parodiando una expresión de Macri- será fina pero llegará», explicaron. El Ejecutivo español apuntaba al sector de obras públicas, «donde los proyectos son mínimo de diez años».

España, con unos 14.000 millones de dólares, es el segundo país con mas inversiones en Argentina, sólo superado por Estados Unidos. España llegó a estar en cabeza y alcanzar los 42.000 millones de dólares en inversión acumulada.