Theresa May y Mariano Rajoy, en La Moncloa en octubre de 2016 ABC

Rajoy y May buscan en Londres un acercamiento sobre el Brexit

El Gobierno considera al Reino Unido uno de los países más firmes al rechazar el referéndum ilegal de Cataluña

Enviado especial a LondresActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se reúne con la primera ministra británica, Theresa May, este martes en Londres, con la vista puesta en las negociaciones del Brexit, que se abordarán en el próximo Consejo Europeo, los días 14 y 15 de diciembre. Desde La Moncloa se asegura que no está previsto hablar de Gibraltar, porque está claro que saldrá de la UE con el Reino Unido, y se destaca la buena sintonía entre los dos líderes, reforzada tras el rechazo rotundo de May al referéndum ilegal de Cataluña y la declaración de independencia.

El pasado 17 de octubre, la primera ministra británica aseguró al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una llamada telefónica, que el Reino Unido no reconocerá una declaración unilateral de independencia de Cataluña, según informó un portavoz de Downing Street.

En la reunión de este martes, no está previsto que la situación de Gibraltar tras el Brexit forme parte de la agenda, según explicó el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo. El Gobierno de Rajoy cree que está «meridianamente claro» que el Peñón saldrá de la Unión Europea cuando el Reino Unido se vaya.

Méndez de Vigo aseguró que la cuestión de Gibraltar y el Brexit está «muy bien resuelta» en las líneas generales de la negociación que preparó la Comisión Europea. El punto 22 dice que «después de que Reino Unido deje la Unión, ningún acuerdo entre la UE y Reino Unido podrá ser aplicado en el territorio de Gibraltar sin un acuerdo entre España y Reino Unido». El portavoz del Gobierno subrayó que en Gibraltar se aplican algunas políticas de la UE «porque entró con Gran Bretaña en la UE» y con ella saldrá el 29 de marzo de 2019.

Desde La Moncloa explican que el objetivo de la reunión bilateral de este martes es abordar asuntos de política exterior y preparar el Consejo Europeo de los días 14 y 15 de diciembre. En esa cumbre de Bruselas, los socios europeos decidirán si las negociaciones para el Brexit han avanzado lo suficiente para pasar de la primera fase de las negociaciones, la del divorcio, a la segunda, centrada en las condiciones del acuerdo futuro.

Las negociaciones han sido más lentas de lo esperado. Eso sí, la semana pasada se dio un paso adelante con un principio de acuerdo sobre la «factura» que deberá pagar Londres con la separación. Algunos medios británicas calculan que estarían entre 45.000 millones y 55.000 millones de euros, según el cálculo preciso que se haga.

En la primera fase debían acordarse, además, el futuro de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, algo que está resultando más complicado de lo previsto, y los derechos de los ciudadanos afectados por la salida, según informa Ep. Este es, precisamente, uno de los aspectos que más interesan a España, puesto que más de 300.000 británicos residen en España y 116.000 españoles están registrados en Reino Unido.