España

Rajoy: «No entro en plan B, mi plan A es aprobar el Presupuesto para 2017»

El presidente dice haber mantenido personalmente conversaciones con líderes de otros grupos

Mariano Rajoy, en rueda de prensa en Moncloa tras reunirse con el primer ministri de Portugal, Antonio Costas - EFE

Mariano Rajoy destierra cualquier otra posibilidad que no sea la de aprobar en los próximos meses los Presupuestos generales para 2017, para lo cual su Gobierno, y él personalmente, ha iniciado ya una ronda de contactos previos con todos los partidos de la oposición. Rajoy asegura haber mantenido «algunas conversaciones» con responsables de otras formaciones políticas, aunque no ha precisado con quién. También la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el grupo parlamentario del PP han hablado con interlocutores de la oposición. De momento, ha trascendido una reunión de Santamaría con el número dos de Podemos, Iñigo Errejón.

Rajoy ha comparecido en la sala de prensa de La Moncloa junto al primer ministro de Portugal, Antonio Costas, tras el almuerzo de trabajo que ambos mandatarios han tenido este lunes al mediodía. La del dirigente portugués es la primera visita oficial de un jefe de Gobierno extranjero a España desde que el presidente Rajoy tomó posesión de su cargo, el pasado 30 de noviembre, en una clara muestra de la importancia que se otorga a las relaciones bilaterales entre los dos países peninsulares.

En el turno de preguntas Rajoy ha sido requerido por cuestiones de ámbito doméstico. Ha insistido en que lo urgente para el Gobierno ahora es aprobar el techo de gasto y los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública, cumpliendo con los compromisos de reducción de déficit pactados con Bruselas.

«Me gustaría poder aprobar los Presupuestos. Hablaremos con todo el mundo, esperemos llevarlo a buen término. Tan malo es no tener un gobierno como un gobierno que no pueda gobernar», ha vuelto a remarcar.

Fernández, su interlocutor

Preguntado sobre si maneja un escenario alternativo, como el de la convocatoria de elecciones ante la eventual dificultad para gobernar por falta de apoyos parlamentarios, Rajoy ha señalado: «En plan B no voy a entrar. Lo que tengo es un plan A que consiste en aprobar un presupuesto para 2017».

En esa tesitura única, ha vuelto a tender la mano a la oposición. «Mi actitud personalmente va a ser positiva. Voy a intentar llegar a entendimientos, escuchar a todos». Y ha recalcado que su interlocutor en el PSOE es el presidente de la gestora, Javier Fernández. «Yo con quien hablo es con el señor Fernández».

Al habla con Puigdemont

Rajoy ha reiterado su voluntad de diálogo con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, con el que en una reciente conversación telefónica, tras su investidura, quedó en volver a hablar. «Quedamos en que lo llamaría para hablar, en próximas fechas hablaré con él». En todo caso, invita al dirigente catalanista ha abandonar su actual postura maximalista para convocar un referéndum ilegal. Nada de «contratos de adhesión» ni ruptura de la soberanía nacional, ha dicho Rajoy, que ha confiado en que recapacite y asista a la conferencia de presidentes autonómicos que se celebrará en el Senado antes de que termine el año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios