Rajoy,, en el patrullero Infanta Cristina, en el puerto de Abiyán
Rajoy,, en el patrullero Infanta Cristina, en el puerto de Abiyán - ABC

Rajoy no descarta una reforma de la Constitución si es «sensata» y tiene el apoyo de una gran mayoría

El presidente del Gobierno subraya que el 155 sirve para demostrar que el Estado se puede defender

Enviado especial a AbiyánActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha querido desmarcarse de una posible reforma de la Constitución esta legislatura. Cree que hay que saber para qué se quiere modificar, pero ha subrayado que es una modificación «sensata» y está bien vista por una amplia mayoría, se puede hacer. El presidente deja la puerta abierta así a una negociación en los próximos meses.

En una rueda de prensa ofrecida en la residencia oficial del embajador de España en Costa de Marfil, Rajoy ha hecho un balance de la cumbre UE-Unión Africana, en la que se han buscado soluciones para la juventud, pero también para luchar contra las mafias. Pero el presidente se ha referido también a asuntos de política nacional.

En concreto, sobra la aplicación del artículo 155 en Cataluña, ha defendido que su aplicación es proporcional y democrática, y que fue «lo menos que se podía hacer» después de una declaración unilateral de independencia. A su juicio, se ha enviado un mensaje claro: el Estado se puede defender cuando sufre un ataque así.

Respecto a la propuesta de Miquel Iceta, el candidato del PSC, de crear una especia de hacienda catalana, para que su Comunidad recaude todos los impuestos, Rajoy ha defendido el sistema de financiación, que debe reformarse ahora, pero que no debe hacer según las exigencias puntuales de cada Comunidad. Rajoy ha elogiado a Iceta por su responsabilidad en la defensa del Estado de Derecho, pero le ha pedido que no entre en subastas de ideas en la campaña electoral de Cataluña.

Por la mañana, el presidente Rajoy ha visitado el patrullero de altura Infanta Cristina, que se encuentra en misión por la costa occidental del continente africano. Justo ahora se encuentra en el puerto de Abiyán, después de llegar a diferentes países como Cabo Verde, Mauritania, Senegal, Ghana, Camerún, Santo Tomé y Príncipe, Angola y Gabón. El patrullero partió el 16 de agosto de su base en el Arsenal Militar de Cartagena, y volverá allí el 16 de diciembre.

Rajoy ha saludado al capitán de corbeta, Juan Carlos Prada, y ha dirigido unas palabras a la tripulación, formada por 92 hombres y mujeres. El presidente ha destacado la importancia de su misión, centrada en la cooperación con los países ribereños, en el marco del Plan de Diplomacia de la Defensa, para el desarrollo de sus capacidades navales, y contribuir así a la seguridad marítima y la estabilidad de la región.

Como ha recordado Rajoy, el Golfo de Guinea es una zona especialmente complicada, por los problemas de piratería, inmigración, drogas y abusos en la pesca. En ese sentido, ha agradecido su esfuerzo, «que siempre es beneficioso para España».

El presidente ha comentado, como anécdota, que él conoce bien la Escuela Naval de Marín, ya que vivió muy cerca de allí, «en la calle Salvador Moreno», en Pontevedra. Y, de forma espontánea, ha comentado que no entendía por qué habían cambiado el nombre de una calle que para él seguía siendo la de Salvador Moreno, un almirante de la época franquista.