Mariano Rajoy, en un acto del PP en Jerez de la Frontera - ABC

Rajoy marca a Torra las líneas rojas: la ley, la unidad de España y la igualdad de los españoles

El Gobierno advierte de que estará «muy vigilante» de los actos del candidato y reparará cualquier ilegalidad

Jerez de la FronteraActualizado:

Mientras en Barcelona se celebraba el debate de investidura del activista antiespañol Quim Torra, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha participado en un acto del PP en Jerez de la Frontera. Desde aquí ha lanzado una advertencia a Torra al marcarle las líneas rojas que no podrá traspasar: la ley y la Constitución, la unidad de España y la igualdad de los españoles. El Gobierno estará vigilante y actuará si Torra viola alguno de esos puntos.

Rajoy ha optado por un tono moderado para referirse justo hoy a Torra, aunque ha reconocido que lo que se ha escuchado y leído de él, por el momento, no le gusta. A partir de ahí, ha insistido en que se le juzgará por sus hechos.

«Cataluña necesita un Gobierno ya. Un Gobierno que cumpla la ley. En España todo el mundo puede pensar lo que estime oportuno y conveniente, pero todos tienen la obligación de cumplir la ley. Si cada uno lo decidimos según el libre albedrío, no habría normas de convivencias», ha señalado el presidente, quien ha avisado a Torra de que su Gobierno tendrá que cumplir la ley y gobernar para todos los catalanes, le hayan votado o no.

Rajoy espera que en Cataluña se constituya un Gobierno «ya», que cumpla la ley y que sea para todos. Sin querer entrar en valoraciones sobre Torra, sí ha comentado que lo que ha visto y escuchado hasta este momento no le gusta. «No es representativo de lo que es Cataluña. Pero vamos a juzgarle por sus hechos».

Nada más acabar el acto con candidatos municipales del PP, en Jerez de la Frontera, el presidente Rajoy ha regresado a Madrid. Según fuentes de La Moncloa, no está prevista ninguna comparecencia excepcional de Rajoy por el debate de investidura en el Parlamento catalán, aunque el Gobierno seguirá muy de cerca las palabras del candidato, Quim Torra, para analizar sus posibles ilegalidades.

Comunicado del Gobierno

En La Moncloa, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha seguido al detalle el discurso de investidura de Torra y ha tomado buena nota de los desafíos y amenazas de ilegalidad que ha anunciado el candidato independentista.

[Lee el comunicado completo (PDF)]

A las 14 horas, La Moncloa ha emitido un comunicado tras escuchar a Torra. «Este Gobierno estará muy vigilante de los actos del candidato y de su posible Gobierno. Cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida».

El Gobierno considera que Torra ha ofrecido a los catalanes un discurso «frentista», alejado de lo que son la inmensa mayoría de los catalanes, «moderados y constructivos». «Se instala de nuevo en un discurso sectario y divisorio, renunciando a gobernar para el conjunto de los catalanes y alentando las tensiones que tanto daño han hecho a Cataluña, a su cohesión social y a su desarrollo económico».

La Moncloa ve una «falta de respeto» a las instituciones de Cataluña las formas y condiciones en las que ha sido propuesto Torra. «Su candidatura y sus palabras son la constatación de una suerte de cesarismo, impropio del siglo XXI, que supedita al interés personal de un individuo el interés general de todos los ciudadanos. Porque es autocrático y excluyente quien relega el bien común a sus necesidades políticas y a sus urgencias personales».

El Gobierno cree, además, que las palabras de Torra «evidencian la escasa voluntad y capacidad de diálogo de unas formaciones que niegan la voz primero al conjunto de los catalanes y el entendimiento con el resto de los españoles».