Rajoy llama a combatir el populismo separatista desde la legalidad y la razón

El presidente abre el año político en un acto económico con inversores y advierte de que la mejora de las previsiones dependerá de que haya estabilidad en Cataluña. La etapa expansiva de España puede ser «la más larga de nuestra historia»

MadridActualizado:

Mariano Rajoy empieza el año político con un acto sobre economía, prioridad del Gobierno en 2018 y en la legislatura. El presidente del Gobierno ha presentado un escenario a medio plazo bastante optimista para España, con un crecimiento medio del 2,5 por ciento hasta 2020, y una tasa de paro que caerá al 11 por ciento. Pero ha subrayado que si el nuevo Gobierno autonómico catalán acata el Estado de Derecho, las previsiones mejorarán. Además, ha relacionado el separatismo con los populismos, y ha llamado a combatirlos desde la legalidad y la razón.

El optimismo de Rajoy le ha llevado a pronosticar incluso, ante decenas de inversores, que la etapa expansiva que vive España puede ser la más larga de nuestra historia.

«La seguridad jurídica, el respeto a la ley y el imperio del Estado de Derecho» son básicos para que la economía siga creciendo, ha advertido Rajoy, que ha presidido la inauguración del foro «Spain Investors Day» en Madrid, junto al ministro de Exteriores, Alfonso Dastis. A partir de ahí, ha alertado de los riesgos que suponen los populismos en España y en Europa: «Debemos combatir los populismos desde la legalidad y la razón».

«El secesionismo es una forma más de populismo, entre las muchas que están apareciendo en Europa. No hay que olvidar que el objetivo de cualquiera de estas formas de populismo es poner en cuestión proyectos políticos, sean estos España o la Unión Europea, que han permitido garantizar la paz, la prosperidad, la democracia y los derechos de los ciudadanos, únicamente para hacer prevalecer los derechos de unos pocos», ha afirmado.

«La incertidumbre política en Cataluña es un reto. Es la única sombra que se cierne sobre la economía. Se ha sabido dar respuesta legal e intachable. Tras las elecciones del 21-D esperamos que se pueda formar pronto Gobierno que acate el Estado de Derecho y la situación se normalice. Si se produce, el crecimiento será superior» .

Rajoy ha recordado que este año se cumplen 40 años de la Carta Magna: «En 2018 se cumplen 40 años de la aprobación de la Constitución, una norma que consagró un régimen democrático tras una guerra civil y una larga dictadura. Lo que ha ocurrido en España desde su aprobación es un éxito rotundo y también en el plano económico. Muy pocos países han sido capaces de mejorar sus niveles de vida al ritmo que lo ha hecho España».

«España es la décimocuarta economía mundial, la cuarta de la zona euro y genera más de 10 por ciento de su PIB. Es el tercer destino turístico del mundo».

«España vivió cinco años consecutivos de recesión. La tasa de paro superó el 26 por ciento, hasta superar la cifra inédita de seis millones de parados. Fue una acumulación insostenible de desequilibrios». Rajoy ha recordado que en 2011 su Gobierno asumió el deber de superar la crisis y la situación dio un giro de 180 grados. «Hoy España crece de forma fuerte, equilibrada y sostenible, ha recuperado su competitividad y perspectivas de futuro son prometedoras».

El crecimiento ha permitido recuperar el nivel de renta previo a la crisis, ha subrayado Rajoy. «En total hemos recuperados dos terceras partes del empleo destruido. Pero necesitamos medio millón de empleos al año al menos en los dos próximos años».

En 2017 muchos indicadores hablan del buen estado de salud de la economía española, ha destacado. En concreto se ha referido al sector de la construcción, entre otros. «Hoy la recuperación de la eocnomía está consolidada y sus perspectivas de crecimiento son buenas en medio plazo». Según Rajoy España está en condiciones de crecer a la cabeza de Europa. A medio plazo, prevé que la economía crecerá a una media del 2,5 por ciento hasta 2020, y la tasa de paro caerá al 11 por ciento. Ha apostado por la fórmula estabilidad presupuestaria y reformar.

En primer lugar, se ha marcado como objetivo aprobar los Presupuestos de 2018. En segundo lugar, «debemos seguir adoptando medidas para que la economía esté abierta al exterior». «El bienestar en España también depende de la estabilidad del proyecto europeo».