El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borísov
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borísov - ABC

Rajoy, dispuesto a reunirse con Torra, pero solo hablará «dentro de la ley»

El presidente del Gobierno advierte a Torra de que solo hay un «presidente», una legalidad y unas instituciones válidas

Enviado especial a SofiaActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha viajado este martes por la tarde a Sofía, donde se ha reunido con el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borísov, en la residencia oficial de Boyana. Bulgaria preside este semestre el Consejo de la Unión Europea. En la rueda de prensa conjunta, Rajoy se ha referido a la situación en Cataluña, y a la reunión que mantuvo por la mañana con Pedro Sánchez. Rajoy se ha mostrado dispuesto a reunirse con Torra, «si él se lo pide», pero ha dejado claro que solo hablará dentro de la ley.

Rajoy ha comentado que no quería hablar de líneas rojas, sino que su objetivo es que se recupere la normalidad porque no es bueno que España viva en una situación de anormalidad mucho tiempo. A partir de ahí, ha advertido de que «hay que cumplir la ley», algo que vale para todos.

«En Cataluña solo puede haber un presidente, una sola legalidad y unas únicas instituciones válidas, que son las que establecen la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Ni hubo independencia, ni hubo república ni la va a haber», ha subrayado el presidente.

Rajoy ha defendido la importancia vital que tiene la unidad para frenar al independentismo, y en ese sentido ha destacado el resultado de la reunión con Sánchez por la mañana.

Tras entrevistarse con Sánchez durante unos 50 minutos en La Moncloa, el Gobierno defendió el pacto constitucionalista en defensa de la ley y la unidad de España, y garantizó una respuesta pactada y proporcional ante las amenazas de Joaquim Torra, el xenófobo al que el Parlamento catalán ha investido como presidente de la Generalitat. Además, ha enviado un mensaje de serenidad y firmeza en la defensa de la concordia, la legalidad vigente, la Constitución, la soberanía nacional y la unidad de España.