Oriol Junqueras - EFE / Vídeo: Europa estudia un informe sobre la falta de neutralidad de TV3

Así quiere ERC relanzar el independentismo: escuela, TV3 y más propaganda internacional

La dirección del partido reconoce que «todavía» no se ha hecho «realidad la república catalana»

BarcelonaActualizado:

ERC tiene un plan. La formación que lideran Oriol Junqueras, en prisión preventiva en Madrid, y Marta Rovira, fugada de la Justicia en Suiza, aprobará el fin de semana del 30 de junio y 1 de julio, durante la Conferencia Nacional 2018, la ponencia política que fijará la nueva hoja de ruta a seguir y los retos a los que se enfrentará el partido durante los próximos tres o cuatro años. Aceptando la realidad («todavía no hemos sido capacaces de hacer realidad la república catalana»), ERC no cambia de rumbo («no hemos llegado a la cumbre, estamos nuevamente en el campo base, pero volveremos con fuerza y energía renovadas»).

Para conseguir sus objetivos, ERC señala los aspectos clave que cree son imprescindibles -desde su punto de vista- para que los independentistas obtengan «la victoria», que no es otra que el reconocimiento internacional de la secesión de Cataluña. Básicamente, el control total y la soberanía plena -según su propio lenguaje- de la escuela, los medios de comunicación y la acción política en el extranjero. Sin su control, admiten, no habrá manera de «hacer país». Así lo reconoce el partido en el texto de la ponencia -que todavía podría sufrir algún cambio, pero no en lo sustancial-: «Proteger y fortalecer los espacios de soberanía de los que, a diferentes niveles, goza nuestro país hoy en día. En Cataluña, todo el daño hecho por la aplicación del artículo 155 y por la involución legislativa y doctrinal de las instituciones del Estado, se ha de deshacer por un gobierno efectivo de orientación republicana, dispuesto a proteger y fortalecer cada una de las herramientas que han permitido cohesionar nuestro país, desde la televisión pública hasta la escuela catalana. En el resto de los Países Catalanes, hay que hacer un frente común con todas las fuerzas dispuestas a defender el autogobierno ante la ola recentralizadora». Y añade: «Queremos (...) recuperar las instituciones de acción exterior que el 155 ha clausurado ilegítimamente y antidemocráticamente».

«Hacer república»

A partir del control efectivo de estas «estructuras de Estado» se desarrollará toda la línea de acción, que fuentes de la dirección de ERC resumen así: «Hacer república, en el discurso, pero también en la política, y a todos los niveles y en todos los ámbitos».

¿Cómo se hace república? «Hay cosas que en una ponencia no se pueden poner. Pero una opción podría ser aplicar leyes que el Tribunal Constitucional ha tumbado. Se irá viendo. Siempre hemos ido avanzando», apuntan las mismas fuentes.

En el partido de Junqueras parece que tienen claro que la proclamada república catalana el 27 de octubre desde el Parlamento autonómico no ha llegado y no se la espera en breve. Pero no piensan renunciar a su objetivo a corto plazo, que pasa por «forzar a sentar al Estado español en una mesa para negociar la independencia, porque hemos abierto la grieta más profunda del Estado desde 1978 y hay que seguir por ahí ya que en Cataluña el prestigio del Estado ya no se recuperará», señalan las mismas fuentes.

Para ello, intentarán ampliar «la mayoría social», que no es la «mayoría parlamentaria», a través de una mayor incidencia en «las clases trabajadoras» y en aquellos medios de comunicación privados que, en opinión de ERC, mantienen una línea editorial contraria a la secesión. Además, estas acciones irán en paralelo a la propaganda en el extranjero. «Volveremos a crear el Diplocat, o algo similar», aseguran las fuentes, que añaden: «Hay que reforzar los espacios de soberanía que tenemos y ampliarlos, porque serán claves para el nuevo embate que está por llegar contra el Estado».

De una forma más suave, pero igual de directa, Marta Vilalta, portavoz de ERC, presentó ayer la ponencia: «No es ninguna renuncia. Es la propuesta de ERC para hacer la independencia».