España

Así han quedado los díscolos del PSOE

La gestora optó por castigos leves a los que votaron «no» a Rajoy. Las peor paradas: Meritxell Batet (PSC) y Sofía Hernanz (Baleares), expulsadas de la dirección del grupo parlamentario

Los quince diputados que rompieron la disciplina de voto del PSOE - Efe
J. S. C. - / GABRIEL SANZ Madrid - Actualizado: Guardado en:

La gestora del PSOE decidió ayer no apagar el fuego con gasolina y optó por castigos moderados a los quince diputados que votaron «no» a Rajoy en la pasada investidura. Se les abrió expediente a comienzos de este mes, y ayer Mario Jiménez, portavoz de la gestora, compareció para anunciar castigos leves a estos diputados, que tendrán que pagar 600 euros y serán apartados, en su mayoría, de algunas de sus funciones.

Los primeros en recibir castigo fueron José Zaragoza y (PSC) y Pere Joan Pons (Baleares), que este miércoles fueron relevados como presidente y portavoz de la Comisión Mixta para la UE. Ayer, Mario Jiménez dijo que la gestora «no es un tribunal», y comunicó el resto de castigos para los que rompieron la disciplina de voto el pasado 29 de octubre. A modo de resumen, Margarita Robles no sufre variaciones en su cargo. Por contra, las peor paradas fueron Meritxell Batet (PSC) y Sofía Hernanz (Baleares), expulsadas de la dirección del grupo parlamentario.

Tras la rueda de prensa de Mario Jiménez, así queda el reparto de «represalias» entre los díscolos:

—José Zaragoza (PSC): le iban a nombrar presidente de la Comisión Mixta Congreso-Senado para las relaciones con la UE. Se queda sin cargo. Le sustituye Soraya Rodríguez, exportavoz del grupo socialista y afín a la gestora.

—Pere Joan Pons (Baleares): él iba a ser el portavoz de esa misma comisión. Le sustituye Eduardo Madina.

—Meritxell Batet (PSC): cabeza de lista por Barcelona, fue expulsada de la dirección del grupo parlamentario socialista. «Respeto y acepto las decisiones de la gestora», dijo minutos después en Twitter. «Hubiera preferido que no se hubieran producido y que no hubieran ido en la dirección que han ido».

—Manuel Cruz (PSC): es uno de los tres representantes del PSC a lo que no han relegado de sus funciones. Seguirá como portavoz de la Comisión de Educación.

—Mercé Perea (PSC): al igual que Manuel Cruz, Perea mantiene su portavocía en la Comisión del Pacto de Toledo.

—Joan Ruiz (PSC): es el último de los miembros del PSC que mantiene su portavocía. En su caso, la de Políticas Integrales para la Discapacidad.

—Margarita Robles (independiente por Madrid): es quizá la que más «entera» ha salido de esta crisis. Seguirá presidiendo la Comisión de Justicia.

—Zaida Cantera (independiente por Madrid): era la portavoz adjunta de la Comisión de Defensa. Es independiente, como Margarita Robles, pero su afinidad con Pedro Sánchez le ha lastrado. Será sustituida por Adriana Lastra, que en la investidura se abstuvo «por imperativo».

—Sofía Hernanz (Baleares): al igual que Meritxell Batet, se queda fuera de la dirección del grupo parlamentario.

—Susana Sumelzo (diputada por Zaragoza): pierde la portavocía de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo. La sustituirá David Serrada, diputado por Salamanca.

—Rocío de Frutos (diputada por Ourense): dejará de ser portavoz adjunta en la Comisión de Empleo.

—Mª Luz Martínez-Seijo (diputada por Palencia): dejará ser viceportavoz de la comisión de Educación.

La gestora, reunida ayer por la tarde en la sede de Ferraz, decidió no apartar a la sanchista Robles por el riesgo de que el PP «devolviera» al PSOE su boicot al exministro Jorge Fernández Díaz no apoyando a su nuevo candidato para presidir la Comisión de Justicia. Por el mismo motivo tampoco ha decidido apartar a Odon Elorza, vicepresidente segundo de la de Cultura, que también votó no en la investidura. Aún así, el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, dio anoche el argumento de la estabilidad institucional para mantener a Robles: se trata de "no alterar la composición institucional de las cámaras" por "cuestiones partidarias". Y es que, para la gestora que manda en Ferraz, una cosa son los cargos institucionales y otro las portavocías, que necesitan "confianza" política. Por eso, Adriana Lastra, destacada sanchista, es relevada como portavoz en la Comisión de Administraciones Públicas, pese a que se abstuvo "por imperativo"; lo mismo hizo María González Veracruz quien, sin embargo, conserva la portavocía en Innovación. José Luis Ábalos, que también se abstuvo pero es un destacado sanchista, se mantiene en la dirección del grupo.

La dirección del grupo parlamentario del Congreso de los Diputados quedará formada ahora por Antonio Hernando, Miguel Ángel Heredia, Isabel Rodríguez, Marisol Pérez y Pedro Muñoz en sustitución de Hernanz. Y se mantiene a los diputados del PSC portavoces en las comisiones de Educación, Manuel Cruz; Políticas Integrales de Discapacidad, Joan Ruiz; y Comisión del Pacto de Toledo, Mercé Perea

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios