España

Puigdemont acusa a PP y PSOE de «ir en la dirección contraria» para solucionar el conflicto catalán

La cúpula independentista acude a Madrid para mostrar su apoyo a Francesc Homs frente a la aprobación del suplicatorio

Vídeo: Puigdemont advierte que "la democracia está en peligro" - Europa Press

Toda la cúpula independentista catalana ha acudido este martes a Madrid y lo ha hecho para pedir que el diputado Francesc Homs no pueda ser juzgado. El presidente catalán, Carles Puigdemont, el expresidente Artur Mas o el líder de ERC, Oriol Junqueras, se han reunido para defender a Homs, que hoy se enfrenta a una votación en el Congreso que previsiblemente aprobará el suplicatorio motivado por la consulta soberanista del 9N.

Frente a la posibilidad de que uno de los suyos pueda acabar en los tribunales, Puigdemont ha tildado de «página vergonzante» la aprobación del suplicatorio en las Cortes. Un tono que ha marcado su comparecencia, en la que ha acentuado lo que, en su opinión, es una división más que hoy se abre entre España y Cataluña: «Hoy es el día en que la decisión de los votantes catalanes va a ser violentada, el día en que mi voto como ciudadano va a ser invalidado por quien debería garantizarlo».

En una comparecencia sin preguntas en el hotel Villa Real, Puigdemont no ha dudado en asegurar que la democracia «está en peligro» porque el Tribunal Constitucional puede suspender actuaciones «de forma unilateral» y el Congreso puede anular la elección de los votantes «porque no le gustan las ideas». Y así, en una intervención con reiteradas alusiones desligitimando las instituciones mientras estaba rodeado de miembros de Podemos y sus confluencias, PNV, Compromís o Bildu —todos ellos votarán en contra del suplicatorio—, Puigdemont ha asegurado que «PP, Ciudadanos y PSOE pasarán por encima de la voluntad de los votantes y llenarán de más piedras la maleta del diálogo». Algo, ha advertido, que va en la dirección contraria a lo necesario para la búsqueda de una solución al desafío catalán.

«Hoy los hechos certificarán que el concepto de democracia y de dialogo que tienen algunos no es compartido por el que tenemos los demás», ha dicho Puigdemont, que se ha mostrado convencido de que el Congreso no debería permitir que un tribunal juzgue a uno de sus miembros «por haber tenido el coraje de cumplir un compromiso electoral».

Por su parte, Artur Mas también ha asegurado que «el suplicatorio y el juicio son un sinsentido». «A Homs no se le juzga por prevaricación, sino por defender una idea pacífica», según él, «la idea de la libertad para Cataluña». Además, el expresidente ha atacado directamente el PSOE, a quien le ha preguntado si es digno «hacer presidente a Rajoy y mandar a Homs a juicio».

En el acto también han comparecido el resto de grupos políticos presentes, la mayoría de ellos bajo el argumento de que si se aprueba el suplicatorio, se judicializará un asunto que es político.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios