Margarita Robles, en su escaño del Congreso
Margarita Robles, en su escaño del Congreso - ABC

El PSOE no aclara si apoyará al candidato irlandés al BCE

Margarita Robles exige que De Guindos «no esté sentado en el Consejo de Ministros»

MadridActualizado:

La elección del ministro de Economía, Luis de Guindos, como candidato a la vicepresidencia del BCE ha irritado enormemente al PSOE porque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no avisó de este paso al líder de la oposición, Pedro Sánchez, a pesar de que éste mantiene su apoyo a La Moncloa en la crisis catalana. «Podía haber llamado al igual que llama para otras muchas cosas y el PSOE siempre está disponible», criticaban ayer con acritud fuentes socialistas.

Tal es el enojo de Ferraz, que la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, advirtió de que su grupo no apoyará en Europa la candidatura del ministro español, lo que en la práctica supone un intento de boicot a la elección de Guindos, que parte así en la pugna con rechazo desde su país de origen. Robles, además, exigió la dimisión inmediata del ministro al advertir que está comprometiendo la independencia del BCE por seguir en el cargo. «Esperamos y exigimos que no esté sentado mañana en el Consejo de Ministros. Cada día que pasa daña la imagen del BCE», dijo.

Independencia

Robles no quiso entrar a explicar si esta posición significa que va a pedir a los socialistas europeos que tampoco apoyen la candidatura española, o si el PSOE se va a posicionar al lado del otro candidato, el irlandés Philip Lane. Tampoco si en el caso de que el ministro popular dimitiera cambiaría la posición del PSOE y entonces le apoyaría. «No nos posicionamos sobre probabilidades», dijo.

En el PSOE aseguran que hay una fuerte preocupación en la Unión Europea porque el candidato español sea un ministro en activo -y, por tanto, vinculado a un Gobierno- porque la independencia debe presidir la imagen del Banco Central, y que a ello le está poniendo voz Robles.

«Guindos está sometiendo al BCE a una situación difícil y complicada, a una gran presión. Esa independencia es básica y esencial y no puede acudir a esa candidatura manteniendo el sillón en el ministerio de Economía por el prestigio del Gobierno de España y del BCE», apuntó ella.

De paso, aprovechó para atizar al partido de Albert Rivera. «Sorprende que Ciudadanos, que permanentemente está exigiendo independencia de los organismos reguladores, haya apoyado la candidatura con entusiasmo», recriminó. En cambio, defendió la posición del PSOE como «responsable» y «seria» en favor del BCE pero también de España ya que los ciudadanos «necesitan a un ministro con la cabeza totalmente en el país y no pensando en hacer campaña».