España

El primer pleno del Senado votará una moción socialista pidiendo suprimir los aforamientos

El caso Rita Barberá divide a los senadores: PSOE, Podemos y ERC piden retirarle el sueldo si no acude y PP, PNV y C's que se le dé el mismo trato que a otros en su caso

Óscar López, portavoz del PSOE en el Senado
Óscar López, portavoz del PSOE en el Senado - EFE

El primer pleno del Senado, que se celebrará el próximo martes, votará una moción del PSOE pidiendo la supresión de los aforamientos. Lo ha planteado esta mañana el portavoz socialista en la Cámara alta, Óscar López, en declaraciones a los medios mientras se celebraba una junta de portavoces a la que él no ha acudido, y en el que uno de los temas principales ha sido el «caso Rita Barberá». La situación de la senadora divide a los grupos políticos del Senado. Mientras Podemos planteaba una propuesta, a la que se sumaban ERC y PSOE, para que se le suspendiera la asignación si no acudía a las comisiones y plenos, desde PNV, Ciudadanos y el vicepresidente de la Cámara, el popular Pedro Sanz, instaban a tratar a Barberá comoa cualquier otro senador en su misma situación legal -Griñán, recuerdan, estuvo imputado durante meses sin que nadie instara a retirarle el acta, y el senador de EH Bildu Goyoaga lo está en la actualidad sin que tampoco se pida retirarle asignación o escaño-.

El tratamiento que debe recibir Barberá ha dividido claramente a los senadores. Mientras el socialista López instaba a aplicar el reglamento -«está para que se cumpla», dijo-, y anunciaba que en caso de concederse el suplicatorio del Tribunal Supremo pediría la suspensión cautelar de la condición de senadora de Barberá (según señala el artículo 22.6 del reglamento del Senado para los casos en que el suplicatorio se ha concedido y el auto del Supremo es firme); desde el PNV Jokin Bildarratz recordaba la necesidad de «esperar a que ese suplicatorio» se de porque «tampoco vamos a hacer algo especial» con la exalcaldesa, «que no se haya hecho en otros casos». En este sentido, el popular Pedro Sanz, vicepresidente de la Cámara, ha asegurado que en el caso de la exalcaldesa «se están planteando decisiones injustas e incluso diría que inhumanas, convirtiéndonos los senadores en jueces o justicieros que condenamos, maltratamos y actuamos de distinta manera con unos y con otros», en un comportamiento que «roza los valores éticos».

El PSOE presentará una moción

Óscar López anunciaba que su grupo presentará una moción pidiendo la supresión de los aforamientos en el próximo pleno, el primero que celebrará el Senado en esta legislatura, y que tendrá lugar el 27 de septiembre. Ha insistido en la necesidad de que Rajoy le pida a Barberá que deje su escaño y ha anunciado que el PSOE se personará como acusación personal en este asunto. A él se ha referido directamente Pedro Sanz al recordarle que «hay un senador en esta Cámara con suplicatorio (en referencia a Goyoaga) y a nadie se le ha ocurrido quitarle el sueldo ni expulsarle ni nada», mientras el PSOE «a expresidentes de Andalucía y exministros los defiende hasta si les mandan a la cárcel; a otros, que se les aplique el reglamento, y cuando le toca a los míos, todos son santos», ha protestado, tras recordar que «el portavoz del PSOE, sin estar en la junta de portavoces, va a cobrar por ello».

Desde Podemos, la senadora Maribel Mora anunció que ante la «situación escandalosa» de la senadora expopular, y su falta de asistencia continuada en la pasada legislatura, planteaba «que se aplique el reglamento» y se la suspenda de salario si mantiene las inasistencias. Una tesis a la que se abonó el senador de ERC Santiago Vidal, que pidió a Barberá que si quiere evitarlo, «cambie de actitud y empiece a trabajar». Respecto a la moción para suprimir los aforamientos que ahora plantea el PSOE, Vidal ha recordado que «ERC la presentó en la pasada legislatura y el PSOE no la votó porque prefería revisar la ley y reducir el número de aforamos; nos alegramos de que haya dado este viraje».

Sin embargo, no todos los senadores ven con simpatía lo que desde algunos partidos se considera un «ensañamiento» con Barberá, que esta mañana ha pasado a formar parte formalmente del grupo mixto. Jokin Bildarratz, de PNV, ha defendido tras la junta de portavoces que a la exalcaldesa «se le dé el mismo trato que se ha dado a otros senadores en circunstancias parecidas». Francisco Javier Alegre, senador de Ciudadanos y portavoz este mes del grupo mixto, también defendió que se espere al suplicatorio contra Barberá, porque «no tiene nada ahora mismo que la inhabilite como senadora». Desde Ciudadanos no piensan pedir la suspensión temporal de Barberá salvo que se den las condiciones para ello: que el suplicatorio esté concedido y el auto del Supremo sea firme: «Sólo en ese momento, y no antes, pediremos sus suspensión». No obstante, ha recordado Alebre que «ampararse en el aforamiento no es bueno para la política y menos para el Senado, que ha sufrido la desafección por parte de la ciudadanía». En todo caso, ella está citada, como los otros 16 miembros del grupo mixto, a una reunión ordinaria de su grupo el próximo martes para aclarar «cuestiones logísticas», ha explicado Alegre, como «el escaño en que se sentará o el despacho que ocupará».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios