Congreso de los Diputados

El PSOE hace responsable a Santamaría de los altercados del 1-O y busca su reprobación

Registra una interpelación urgente para que la vicepresidenta comparezca en el Congreso que derivará en una moción que pedirá su reprobación. Podemos adelanta su apoyo pero presiona a Sánchez con una moción de censura

MadridActualizado:

El PSOE ha registrado una interpelación urgente este martes en el Congreso de los Diputados en la que solicita la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en su condición de «coordinadora de la acción del gobierno», por las cargas policiales del 1 de octubre.

[Sigue al minuto toda la información sobre el conflicto en Cataluña]

La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha afirmado que Sáenz de Santamaría que debe responder en el Parlamento como «ministra responsable de lo sucedido en Cataluña». Se considera evidente que la llamada «Operación diálogo» ha fracasado.

El PSOE eleva el tiro en su ofensiva política y no se limita al ministro de Interior. El máximo nivel de responsabilidad que pueden asumir dado que los socialistas no quieren participar en estos momentos de una operación para derrocar a Mariano Rajoy. Pedro Sánchez ya manifestó el domingo que el PSOE rechazaba y denunciaba los altercados y anticipó que exigirían responsabilidades políticas.

«La responsabilidad política última de las cargas es de la señora Sáenz de Santamaría», ha dicho Robles, que ha considerado «difícilmente aceptable que mientras en Cataluña había cargas policiales hiciera una comparecencia diciendo que no estaba pasando nada».

Robles se ha esforzado en explicar que lo que critica el PSOE son «las directrices políticas» y no la acción de los policías, criticando en este punto las «condiciones lamentables» en las que el Ministerio de Interior los ha enviado a Cataluña.

Juntos en lo esencial

Esta iniciativa ha cogido por sorpresa al PP que esperaba que la interpelación se dirigiera contra Zoido. La alianza entre PP y PSOE se mantiene pero atraviesa por un momento muy delicado como demuestran tanto esta maniobra del PSOE como la posición del portavoz popular, Rafael Hernando, que tras participar en la Junta de Portavoces ha acusado al líder de la oposición, Pedro Sánchez, de querer «pastelear una solución» con la Generalitat, algo que ha censurado por no ser «un buen mensaje» en estos momentos.

«Lo que no es bueno es intentar conseguir con la violencia cuestiones antidemocráticas. Lo que no valen son los atajos. Pido sensatez», ha ahondado. «No me cabe la menor duda de que Sánchez es un aliado en la defensa de la soberanía nacional, pero me gustaría coincidir no solo en el diagnóstico sino también en la terapia a aplicar», ha abundado. «En lo esencial estamos juntos» ha resaltado, antes de recordar que las fuerzas constitucionalistas han estado unidas frente al secesionismo antes del 1 de octubre y asegurar que «nos vamos a esforzar» porque así sea. Estas declaraciones se han producido antes de conocer que el proceso de reprobación que ponía en marcha el PSOE se dirigía a la vicepresidenta.

Moción de censura

Podemos, por su parte, ha aprovechado esta iniciativa socialista para volver a presionar con la moción de censura. Su portavoz en el Congreso, Irene Montero, ha adelantado el apoyo de su grupo a la reprobación a Santamaría pero ha considerado que el máximo responsable de lo sucedido el 1 de octubre es Rajoy y que, por tanto, si el PSOE quiere una «reprobación de verdad» debe poner en marcha una moción de censura para convocar elecciones. En esta moción tendría el apoyo de Podemos aunque ambas formaciones tendrían que «hablar» si ese Ejecutivo provisional estaría formado por ambos partidos.

En Ciudadanos la propuesta del PSOE no ha gustado nada. Y el secretario general de los liberales ha criticado la iniciativa: «Me preocupa que en un día como hoy, después del domingo y con una DUI anunciada, la prioridad del PSOE sea la reprobación de la vicepresidenta». Aunque Villegas ha accedido a compartir que «seguramente hay motivos para criticar la actuación del Gobierno», ha insistido en que «es momento de aportar soluciones». Ciudadanos considera que «habrá tiempo para valorar la actuación» del Gobierno el 1 de octubre, que consideran en su partido «un fracaso», pero asegurando que «en este momento no es lo fundamental».

El número dos de Ciudadanos ha vuelto a insistir en la propuesta de que Albert Rivera trasladó ayer a Mariano Rajoy de aplicar el artículo 155 de la Constitución para convocar elecciones autonómicas en Cataluña. Pero en la formación naranja empiezan a verbalizar su nerviosismo con los tiempos de Rajoy: «La unidad no puede ser en la inacción y en la falta de liderazgo. La unidad es para hacer algo. El Gobierno debe actuar antes de la DUI. Esperar a que se te rompa el país para actuar es contraproducente. Cada día que pasa sin actuar se empeora la situación».